APOSTANDO EL AMOR




CAP.2: La Partida.

-Que quieres James? Sabes que no tengo nada que hablar contigo, adiós - iba a colgarle pero me chillo a través de la línea.

-Isabella, así no debes tratar a tu novio! - vociferó, yo me cabrée enseguida.

-No soy nada tuya - conteste y le colgué.

James era, por asi decirlo, mi diablo personal. Cuando antes vivia en Phoenix, se volvio loco por mi, aunque no era amor lo que sentía sino atracción. Se creó tales fantasías que iba diciendo a la gente que éramos novios, cosa que era toltamente falsa. A Charlie le caía muy bien, pero a mi madre, Renée no le caía nada bien. Mi padre veía normal que James se comportara como un acosador, porque eso era lo que era.

Hacía cuatro semanas que me llama a la casa o me enviaba correos. Yo no respondia a nada, pero claro no teniamos identificador de numeros, que si lo tuviera nunca cogeria el telefono a James.

Me hice una pequeña patata asada para comer, ya que con la reciente llamada se me habian quitado las ganas de comer y de todo. Termine y limpié la cocina, ya que desde que se habian idos mis padres de viaje estaba muy desordenada. Puse la lavadora y subi a hacer los deberes, aunque no tenia la cabeza como para eso.

Termine mis deberes en un tiempo record, veinte minutos, ya que no traia muchha tarea. La lavadora ya habia terminado y pasé la ropa a la secadora. Subí a mi habitacíon, guarde las cosas en la mochila y ui directa al baño. Llené la tina entera con agua caliente. Necesitaba que el agua me relajara, ya que siempre me ponia nerviosa al escuchar esa voz.

Estuve mucho tiempo en la tina, con los ojos cerrados disfrutando de la tranquilidad que me embargaba en estos momentos. Sali y me lie una toalla al pelo y con otra me seque. Fui a mi cuarto y vi que eran las cinco menos veinte y a las cinco en punto venían las chicas. Corriendo me puse la ropa interior y escogi unos jeans desgastados con una blusa azul y unos zapatos bajos a juego. Me arregle el peloamoldandome mis odulaciones con un poco de espuma. Puse gloss en mis labios y cogi el bolso, meti la cartera, las llaves y el movil y sali a la calle, justo cuando se escucho el claxon del Mercedes de Rosalie. Ahora me esperaba una tarde de tortura por el centro comercial acompañada por dos psicópatas de la moda, Rose y Alice. Reneesme era como yo, compartíamos la misma aversión hacia las compras.

-Preparada para una tarde de compras? ! - chilló Alice, a ella era a la que mas le gustaba este rollo.

-Si, vamos! - intente simular entusiasmo pero solo consegui que Rose se riera de mí, yo me ruborice y le segui en las risas.

Entre al coche en el asiento de atras, junto a Reneesme. Esta se acerco a mi oido -Yo tambien voy a sufrir Bella - susurró. Yo asentí y le cogi la mano, como en una señal de apoyo. Las dos largamos a reir por lo comico de la situacion.

En tres cuartos de hora estuvimos frente al centro comercial. Yo habia olvidado ya todo el asunto de James y estaba concentrada en sobrevivir este dia para poder ir mañana a la partida y ganar al irresistible Edward Cullen. Nada mas aparcar salieron Rose y Alice pitadas del coche jalandonos a Reneesme y a mi cada una. Las dos nos miramos y suspiramos, ya sabiamos lo que nos venia encima...

Sobre las ocho, salimos del centro comercial. Reneesme y yo llevabamos una bolsa, pero las otras dos, llevaban cada una una tienda entera. La verdad, tampoco fue tan malo la tarde de compras. Y, debo decir, que me encanto mi vestido. Era de un color azul marino que llegaba hasta un poco arriba de las rodillas y que en el vientre y en el pecho se ajustaba a mi cuerpo. Era sin manga y simplemente, me encantaba. Rose me regalo unos zapatos azules marinos a juego y otros verde esmeralda a Reneesme, que era el color de su vestido. Alice tambien nos habia regalado complementos a cada uno, y lo peor es que era todo de plata. Nos opusimos a aceptar los regalos de las chicas, pero ellas amenazaron con tomarselo a mal alegando que afectaria a nuestra amistad.

-Reneesme, por que no dices a tu padre si te quedas a mi casa esta noche? Ya sabes, así mañana te llevo a casa de Alice - dije contenta por la expectativa de que Reneesme aceptara.

-Si, genial - acepto - Voy a llamarle ahora mismo - cogio su celular y tapandose el otro oido, llamo a su padre. - Genial Bella! Me ha dejado, le explique lo de mañana y dice que no hay problema.

-Rose, no pares en casa de Reneesme, ella se queda conmigo esta noche - alce la voz para que me escuchara.

-Buena idea Bella, asi mañanas podeis venir juntas a mi casa, y espero que no os retraseis - apoyo la duendecilla con su malevola mirada. Nosotras asentimos, mejor no jugar contra la furia de La Diosa Duendecillo Soy Una Compradora Compulsiva.

Nos dejaron en la casa a los quince minutos ya que Rosalie conducia muy deprisa si no habia trafico. Reneesme se puso un nuevo pijama que habia comprado y yo el mio propio. Las dos estirazamos nuestros vestidos en los sofas y los complementos los dejamos en una mesa de la salita. Habiamos gastado un pellizco bueno en los vestidos, solo esperaba que ganaramos de veras la apuesta, aunque si no ganabamos yo pensaba ponermelo de todas formas. Imagine a Edward vestido con traje de chaqueta y lo guapa que estaría...

-Ejem - carraspeo Reneesme, ya que me habia quedado absorta pensando en mis cosas - La verdad Bella, tengo sueño, mejor vayamos a la cama no crees? - Reneesme bostezo, prueba de su cansancio.

-Si, una loca tarde de compras tambien me ha agotado a mi - dije mientras subiamos las escaleras y entrabamos a mi habitacion - Ademas, hay que estar preparadas para la partida de mañana, no nos deben fallar las fuerzas - comente mientras instalabamos otra cama al lado de la mia.

-Si, vaya a ser que nuestros pulgares se cansen de tanto darle a los botones - se burló Reneesme y las dos reimos mientras nos metiamos en la cama. Nos dimos las buenas noches y caimos en un profundo sueño.


Me desperte cerca de las once. Reneesme todavia estaba dormida por lo que sigilosamente sali de mi cama sin acer nada de ruido y me dirigi al baño. Me cepille la maraña de pelo que tenia y me lave los dientes. Baje a preparar el desayuno cuando escuche a Reneesme que bajaba las escaleras.

-Dormilona ya despertastes - reí ante su cara de sueño reciente.

-Eh! Solo he estado dormida varios minutos mas que tu - me acuso y empezo a reirse.

Desayunamos mientras hablamos del curso escolar en la universidad, nos todas las cosas que habiamos hechos junto a la pandilla y muchas de las anecdotas que todavia nos causaban risa. Subimos deprisa a arreglarnos, pero no nos pusimos los vestidos, claro. Eso era para esta noche, para la cena. Nos vesrimos con unos jeans y unas simples camisetas con camicaturas. Le preste una camiseta a Reneesme, ya que ella no traia, y le quedaba muy bien ya que ella también estaba delgada como yo.

A las doce en punto terminamos de arreglarnos. Dentro de veinte minutos nos esperaba Alice en su casa. Salimos deprisa de la casa y fuimos hasta el garage. Tendriamos que coger la moto sino no llegariamos a tiempo a su casa. Y mas vale no hacer esperar a Alice... Me recorrio un escalofrio.

-Supongo que iremos aqui... - dijo Reneesme señalando la Harley.

-Si, espero que no te marees - me reí.

-Quien ha dicho que me vaya a marear?! - dijo exaltada y despues empezamos a reirnos.

Me puse mi casco y le deje el que tenia de repuesto a Reneesme. Nos montamos con cuidado, aunque Reneesme estuvo a punto de caerse cuando levanto la pierna para subirse en la moto. Lentamente sali del garage y acelerando le avise de que se agarrara fuerte.

Corrí lo mismo que cuando se monto Alice, quizás un poco más. Llegamos allí justo a tiempo. Aunque cuando estaba aparcando en frente del porche de los Cullen, Alice salió histérica por la puerta.

-Habeis llegado tarde! - nos acusó.

-Solo un minuto Alice - contesto Reneesme mientras yo guardaba los cascos y luchaba contra no reirme.

Alice nos dirigio una mirada amenazanta y entro a la casa. Yo largue a reir, seguida de Reneese y entramos corriendo a la casa. En el salon, la pantalla plasma de los Cullen ya tenia el juego de coches en el menu, habia puesto una manta y muchos cojine en frente de esta para poder sentarnos y habian retirado todos los sofas.

Todo el mundo salió de la cocina y Emmet subió a por algo a la planta de arriba. Los primeros en jugar serían Alice y Jasper. Emmet bajo, habia cogido otro mando para que jugaran los dos a la vez. Alice estaba muy confiada y Jasper nunca habia jugado, una ventaja para ella. Empezaron la carrra y despues de cuatro minutos, el coche de Alice cruzo la meta tres segundos antes que Jasper.

-Si! - chillamos las chicas a la vez, Alice ya estaba dando saltitos por la habitacion.

-No pasa nada, hermano, nosotros te vengaremos - apoyo Emmet solemnemente a Jasper, eso hizo que nosotras rieramos aun mas.

El siguiente turno fue de Reneesme y Jake. Hubo un claro vencedor; Reneesme. Resulta que ella ya habia probado el juego, por lo que no le resulto dificil ganar a Jacob.  Chicas: 2 - 0 : Chicos! Les ibamos ganando! Ahora le tocaban  a Rose y Emmet, quien estaba muy concentrado en el juego y calentaba los pulgares. En cambio, a Rosalie se le veia muy tranquila. Su carrera fue emocionante, los dos estaban muy concentrados. Cruzaron la linea de meta y... quedaron los dos empate, que curioso! Tenian que desempatar, asi que Emmet sugirió hechar otra carrera pero en un diferente circuito. La ganadora, claro esta: Rose. Hoy las chicas estaban teniendo mucha suerte, pero ahora me tocaba a mi y no estaba segura de que el resultado iba a ser como hasta ahora.

-Vamos Bella, nos toca. Espero que tengas suerte, soy bueno - me dijo Edward con amabilidad en los ojos y la sonrisa torcida, esa que me enloquecía el corazón.

-Lo mismo digo - le dije mirando a los ojos y luego aparte la vista hacia la tele - Aunque no respecto a que soy buena -  murmure para mi misma.

Las chicas me apoyaron con frases de "Vas a ganar Bella", "A por todas!", "Dale una paliza a Edward" y mas así. Al final, nos sentamos en nuestros puestos (un gran cojín para cada uno) y cojimos los mandos...

Empezamos la carrera y me sentia sumamente nerviosa. Todo el mundo esta callado y por el rabillo del ojo veia que Edward estaba como yo. Estaba concentrada en ir deprisa y en no chocar cuando habia curvas. Al final, apareció la meta y un coche rojo la cruzó muy deprisa, 2,357 segundos antes que el negro...

4 comentarios:

irene dijo...

pero no me dejes asi, quien era el rojo, quien era el negro, nena que mala, no me puedes dejar asi, tengo que saber quien ha ganado, pues que sepas que tu seras la culpable de las ojeras que lleve puestas esta semana, por que no podre dormir bien hasta que publiques la continuacion de esta historia, y ya estoy deseando ver a Bella con su vestido nuevo y como Edward babea por ella, mmmmm, que ganitas mi vida, ajajajajajajaj

un beso corazon y recuerda siempre que te quiero mucho
Irene

..//((^aLexcullen^))//::.. dijo...

anaaaa hasta ke te ´puedo leer buaaa no tenia internet pero ya tengo veo ke tienes nueva historia y ke bueno te felicito de verdad heeee y bueno aki estare dandote lata heyyyyyyyyy ke bueno gano ESPAÑA wi!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
ke bn y bueno ke mala onda me dejas con la duda kien era el negro y kien el rojo pero bueno creo ke de eso se trata en fin anitaaaa cuidate sale y espero de verdad con ancias mas cap de los otros lics suerte besos bay

Caro♥R dijo...

Holaaa!
waaaaaaa!
como lo dejas asi!!
quien gano?
me encanta Edward (L)
espero el prox cap!
besos!

Diana dijo...

wow ya quiero saber quien gana espero que sea Bella aaggg escribe pronto pliiisssssssssss

FIRMAS!

Firmemos todos para que S.M. escriba Sol de Medianoche:D
Pincha AQUÍ para firmar.