Resultado de concurso de OS

                Hola ya tenemos los resultados y hemos decidido dar los premios antes de tiempo.
                 TODOS los OS nos ha encantado, pero solo hemos podido escoger tres de ellos.

                              º1 premioo a......  IRENE!


Felicidades Irene. Tu OS ha sido el que mas ha descatado y nos ha gustado. Esperamos que vuelvas a concursar en uno de nuestros concursos. Tu OS lo publicaremos ahora mismo y pondremos el enlace a tu blog. No te olvides de nosotras divina, un beso!


Muchas gracias por participar!:D



2º premioo a... CARO.R!

 

Felicidades! Caro nos ha encantado tu OS, asique aqui tienes este precioso premio que esperamos que te guste. Un beso de tus siempre amigas!





Y EL 3º PREMIO PARA KASSI!
Gracias por participar cariño, cuidate!:D

Enlace del blog: www.kassicrepuculera.blogspot.com
 

Bueno chicas eso es todo. Gracias por haber participado en nuestro primer concurso^^ Aqui abajo esta el OS ganador, esperamos que lo disfruten! Un beso enormee de Ana y Patry:D!

····················

 OS ganador de Irene: Un verano sumergidos.


                                  Un verano sumergidos

Las gotas de lluvia se deslizaban por la lisa superficie del cristal, era muy relajante ver como todo mi mundo parecía relajarse mientras contemplaba dichas gotas.

Habían pasado más de tres semanas desde que deje la facultad, y mis vacaciones de verano habían pasado, pero al parecer el tiempo en Forks, no contemplaba el hecho de que supuestamente en esta época del año, deberíamos estar disfrutando de un día soleado y caluroso.

No me gustaba el frío, por que mi cuerpo dolía, los huesos pegados a mi piel, se quejaban con espasmos involuntarios, y mi mente intentaba no pensar en lo desagradable del clima.

Mis padres me habían dicho,

“Renesmee, este verano no podrás quedarte en casa, puesto que nosotros tenemos que hacer un viaje muy estresante por occidente, así que pasaras estos tres meses con tu tío Emmett.”

¿Y donde vivía mi tío Emmett, hermano de mi padre?
Pues en Forks, Washington, y aunque el era una muy buena persona, a mi no me gustaba para nada este lugar, era húmedo, sombrío y no tenia nada de vida. Mi loca cabeza gritaba por salir corriendo hasta el autobús más cercano.

Tres semanas encerrada, con la cara demacrada y el semblante serio, era patético mi aspecto, no podía esbozar una sonrisa, ni cuando era necesaria, para la mirada preocupada de mi tío.

_ Ya basta Nessie, o empiezas a intentar al menos acostumbrarte a estar aquí, o te juro que te meto en un avión y te tiras de hotel en hotel, durante los próximos dos meses_ decía mi tío ya cabreado con mi comportamiento.

Yo solo pude sonreír tenuemente y el siguió hablando

_ Me dijo tu madre que te gustaban los deportes de agua, ¿no es así?_

_Si, bueno, pero supongo que en este pueblo no hay muchas piscinas, ¿no?_ le conteste con el sarcasmo implícito

_ Muy graciosa cariño, pero yo no me refería a una piscina, me refería al mar. Me informe y se que están dando unas clases de buceo en la playa, cerca de aquí, es una horita todos los días, de lunes a viernes, y creo que tienen mucho éxito entre los jóvenes. Podrías conocer a gente muy interesante, y me deben algún favor, podré apuntarte aunque hayan comenzado ya las clases_

_ Ya tío, pero es que todos los días……_

_ Bueno ya vale, o te apuntas a esa malditas clases, o no se que te hago_

Y así fue como todos los malditos días, tendría que ponerme en bikini, y meterme en las gélidas aguas del asqueroso y salado mar.

Mi querido tío ya había reservado la plaza en el curso de submarinismo, al parecer si que le debían algún que otro favor, puesto que la persona con la que hablaba por teléfono le decía que a esta alturas no quedaban plazas, pero el lo consiguió. Algo mas para sentirme observada, y no lo digo por que yo fuese vergonzosa, si no por que no me apetecía llamar demasiado la atención, puesto que al final un puñado de niñas adolescentes, empezarían a cotillear de la nueva chica del pueblo.

Emmett me acompaño a la playa, en su coche, conduciendo el, aunque yo tenia el carnet, prefirió al ser el primer día, mostrarme el camino, para las futuras visitas.

La playa realmente se veía preciosa, según mi tío se llamaba la Push, y su arena algo grisácea, la hacia verse muy acogedora, el día no era extremadamente frío, y eso me alentó un poco.

Andamos hasta la orilla donde un grupo de gente se encontraba en círculo.
La mayoría de los asistentes eran niños de no más de seis o siete años, y eso me avergonzó un poco, aunque también había unas mujeres que me podrían doblar la edad.

Al parecer en este grupo no existía el punto medio, o eran muy pequeños, o por el contrario eran ya de edad avanzada, y si mi tío quería que hiciera amistades aquí, o empezaba a jugar otra vez con las Barbie, o aprendía a hacer punto, por que ninguno de los del corrillo, tenia una edad cercana a mis 18 años.

Me presente en voz alta, y justo después de esto, Emmett se dio media vuelta y se fue.
Las personas que tenían mas edad, se despidieron de las mas jóvenes y entonces fue cuando caí en lo que estaba pasando. Era un grupo infantil, los mayores solo eran sus madres y cuidadores que habían venido a dejarles, como a mí mi tío, y eso me hizo sentirme peor aun.

La mayoría de las mujeres que ya se iban, empezaron a ruborizarse, y a mostrar unas sonrisitas estupidas, como si el actor de moda, les hubiera tendido la mano en saludo.

Y cuando iba a comprobar el motivo de tales muestras de sonrojo, una voz se alzo a mis espaldas.

_ Hola, señorita, supongo que es usted la nueva adquisición del grupo, ¿no?_

Esa voz, sonaba como la de los ángeles, era penetrante y varonil, pero al darme la vuelta para enfrentarla, no pude mas que abrir mi boca y empezar a babear como lo estaban haciendo el resto de féminas a mi alrededor.

El maldito hombre era impresionante, alto fuerte, musculoso, muy musculoso, sus abdominales perfectamente marcados como tableta de chocolate, porque si no lo he dicho antes este adonis, no tenia la camisa puesta, y era arrebatadoramente sexy. Pero todo se quedo a la altura de la nada, cuando al ver mi expresión, agrado su sonrisa y dejo expuestos una blanca y perfecta línea de dientes, con la mueca mas excitante que jamás mis ojos habían contemplado, haciendo contraste con una broceada piel, morena, tersa y buen nutrida, y como daba gracias a las exigencias de mi tío, como gritaba mentalmente por compensar a Emmett, al ponerme en el camino de este hombre, de esta ahora obsesión.

Con un esfuerzo sobrehumano, intente quitar aquella mueca de infantilismo de mi rostro, y alce mi mano temblorosa hacia el,

_ Hola, me llamo Renesmee, mas bien Nessie, y no sabia que esta clase era para menores, siento el malentendido_

Y una vez mi mano toco la suya, pude sentir un espasmo, un recogimiento de todo mi ser, era calida y fuerte, transmitía seguridad su presión pero al tiempo dulzura, este hombre definitivamente había hecho volcar mi poca estable cordura.

Y viendo que el no parecía soltarme, fui yo la que aleje mi mano de su lado, con mucho esfuerzo he de decir, y comencé a caminar hacia el camino de donde había venido, sin ni siquiera esperar su respuesta, porque al parecer el se había quedado pensativo en algo, algo que le había dejado una mueca extraña en la cara, algo que no supe identificar, así que mas que salir de allí, antes de cometer alguna locura.

A cada paso que daba en dirección contraria a el, era doloroso, como si una fuerza tirara de mí, pero me resistí, no era lógico mi comportamiento y en cierta manera me incomodaba, tener ese comportamiento delante de tanto divino infante.

Pero cuando ya estuve a más de unos diez metros del grupo, una voz se alzo alta y distorsionada, como si le costase abrirse paso através de la garganta,

_ ¡¡¡NO!!!, ¡¡¡PARA!!!, Por favor…. No te vayas….._ suplicaba aquel hombre a mis espaldas

Inmediatamente me congele, y no pude darme la vuelta, era irracional, el se había quedado en estado de Shock, y ahora me gritaba que no me fuera, era ridículo, pero por alguna extraña razón, aunque mi mente quería salir de allí corriendo como alma que lleva el diablo, mi cuerpo tenia sus propias intenciones, y este se resistía a mover ni un solo músculo.

Me quede quieta, viendo como las mujeres, las madres de los niños del curso, se alejaban con miradas acusatorias del lugar, y no fue hasta que sentí su mano en mi hombro, que no reaccione.

Sintiendo su calor sofocante, que se extendía por todo mi cuerpo, oscureciéndose en lugares que no eran ni mucho menos inocentes. Y ahí quedo mi control, no podía permitir que delante de tan pequeños espectadores, mi cuerpo dejara un espectáculo como ese, se me notaria el sonrojo, la excitación y el acaloramiento si no volvía en mi de inmediato.

Deslice mi hombro en respuesta, dejando su mano caer en el aire, y dándome muy lentamente la vuelta, para enfrentarme a la figura más sensual del mundo. Así que no pose mis ojos en los suyos, pero si bajaba la vista, era su pecho desnudo lo que encontraba y si lo hacia aun mas, ¡¡oh!!, era su abultada forma que dejaban unos cortos pantalones de tela a mi parecer muy fina, que debería estar prohibido en por lo menos veinte estados. Así que cerré mis ojos, como niña estupida, y me concentre en algo que no fuese de nada erótico, pero solo su pecho y su sonrisa podía ver en mi mente, era torturador.

Decidí, abrir mis ojos de nuevo, enfocando mi mirada en el suelo, en mis zapatillas de verano, y así poder contener mi corazón que parecía ir cuesta abajo y sin frenos.

_ Mi nombre es Jacob, y seré tu profesor de submarinismo, si me lo permites, por que esta clase no es solo para niños._  decía con la voz aun afectada de alguna manera

_ Pero no creo que sea una buena idea, yo no se nada de submarinismo y de seguro retrasare a la clase_

No sabia como librarme, era muy vergonzoso mi actuar, y notaba como las pequeñas miradas de los niños me escrutaban con recelo, era la nueva y la rara, y eso de seguro que les causaba curiosidad.

_ Bueno, si realmente vemos que vas poco avanzada en las clases, estaría dispuesto ha darte unas cuantas por separado, hasta que te pongas a la altura de los demás_

Y dicho esto, desapareció, me dejo allí parada, mientras que se dirigía al resto de la clase.
Ordeno a todos que nos quitáramos la ropa, y un escalofrío recorrió mi cuerpo, ¿Cómo me iba a desnudar delante de el? Y volvía a tener la intención otra vez de salir de allí corriendo.

Bajo de un jeep, unos trajes de neopreno que fue entregando a todos los crios, al parecer cada uno tenia su nombre escrito en la parte trasera de la espalda. Y después de hurgar en el resto de las cosas del jeep, saco uno verde pistacho, horrible, que con gesto de diversión, vino a traerme a mí.

Lo mire extrañada y en sus ojos estaba la palabra disculpa tatuada.

_ Lo siento todos son pequeños, pero creo que este si será de tu talla_

Y ofreciéndomelo se dio media vuelta y se fue. Empezó a ayudar al resto de los niños a abrocharse los ceñidos y pegajosos trajes, para luego seguir son su tarea, y sacar de nuevo del coche, unas pesadas botellas de oxigeno, cuatro en total. Pensé que era extraño que un solo instructor tuviera a su cargo a más de diez niños, y que se atreviera a meterse en el agua del mar con todos ellos, pero al ver que solo había cuatro bombonas, descubrí que lo haría por turnos.

Ya estaban todos listos y preparados, pero yo aun seguía en la misma posición, con mi horrendo uniforme en la mano en la que el lo había depositado y con la mirad perdida en el mar, intentando pensar en algo que me hiciera librarme de este suplicio.

_ Nessie, será mejor que te des prisa en vestirte, o si no la clase habrá terminado para entonces_ decía ahora con un claro gesto de diversión

Pero hacerle caso significaba quitarme la ropa delante suyo, y eso no era ni mucho menos lo que yo quería.

_ De acuerdo, la clase no continuara, hasta que todos estemos vestidos y preparados_ dijo en voz muy alta, sobrepasando los decibelios de los impacientes crios.

Todos se volvieron hacia mi, y con miradas asesinas, empezaron a gritarme, a exigirme que me pusiera de una vez mi traje, y ahora si que estaba enfadada, no solo me tendría que desnudar delante suyo, si no que estarían todos pendientes de mi. Gritaba furiosa interiormente.

Me di la vuelta y comencé despacio a quitarme la blusa, dejándola caer al suelo con el resto de la ropa de mis compañeros, y dejando al descubierto mas carne de la que a mi me gustaría, mi bikini no era muy grande que digamos, pero al menos era el mejor que tenia, uno beige que contrastaba a la perfección con mi palida y cremosa piel. Después me desabroche el pantalón y curve mi cuerpo un poco hacia delante para poder bajármelo, y no se como, pude oír un suspiro, un gemido, un gruñido, no se, pero pude oír un sonido a mis espaldas que me hizo erizar el bello de todo mi cuerpo. Aunque no me daría la vuelta para comprobar que efectivamente había salido de Jacob, no, eso me dejaría expuesta mi sonrojada cara, y no lo podía permitir.

Rápidamente, baje la cremallera del traje de neopreno y me lo enfunde, pero cuando ya estaba dentro, no pude cerrar mi cremallera, por mas que me contorsionaba, la muy puñetera no quería cerrarse a mis espaldas.

Y lo volví a sentir  cerca, como si su cuerpo fuese el maldito sol, como si su calor pudiera viajar por el aire, para chocarse contra el mío y hacerme perder el sentido.

_ ¿Te ayudo?_ dijo con la voz ronca y después carraspeo

Solo asentí débilmente con la cabeza, y me aparte el pelo para dejarle espacio libre a sus manos.
El cogió esta y con un dulce roce que note en mi piel desnuda, empezó a subirla, dejando tras de si una estela de sensual dolor y calor, que me hizo arquear insignificantemente mi espalda. Se le oía la respiración acelerada, o quizás fuese la mía, no lo se, pero ese pequeño gesto fue el momento mas excitante que en toda mi puñetera vida había sentido, y quise darme la vuelta y tomar por el cuello a aquel hombre y besarlo y hacerlo mío allí mismo, por que con aquel mínimo roce, me había dejado insatisfecha, había despertado la bestia lujuriosa que habitaba en mi.

Y después de tragar en seco, se alejo, muy rápido y dándose la vuelta, se metió con extraña urgencia en el agua, hasta la altura de su cintura, donde después de intentar calmar su respiración, algo agitada a mi parecer, empezó a hablar, dirigiéndose a los niños que habían contemplado la escena con curiosidad.

Nos ordeno por grupos de tres, y a mi me toco con dos niños que al parecer eran gemelos, o mellizos, eran idénticos. Estos niños se alegraron mucho de su nueva compañera de equipo, pero ya les dejaría yo cambiar de idea, cuando vieran lo patosa que podía llegar a ser, y les paralizara el aprendizaje.

Jacob, daba instrucciones muy detalladas y claras, de cómo había que actuar en el agua, y la mayoría de las veces me las decía a mi directamente, puesto que supuse que todo aquello ya lo sabrían los demás chicos.

En la cuarta y última tanda estaba yo, y mi grupo se adentro en el agua, posicionándose el profesor a mi lado, para infundirme confianza, dándome palabras de apoyo.

Fue fácil, es verdad que la bombona pesaba como una condenada, pero dentro del agua ya no parecía tanto, y el respirador era algo molesto para mi encías, pero supe desde el principio como succionar el aire por el.

No nos alejamos de la orilla y por las quejas del resto de la clase, supuse que este hecho era debido a la nueva, a mí. Me fastidiaba ser el motivo de que la clase no avanzara. Y aunque me atreví a decirle al profesor que debían dejarme allí y adentrarse en las clases como cualquier otro día, el hizo caso omiso a mis sugerencias y me callo la boca con un dedo.

Todo parecía haber terminado cuando mis compañeros de equipo salieron del agua y empezaron a quitarse los trajes, el resto del grupo ya estaban vestidos con ropa de calle y a muchos de ellos habían venido a buscarlos sus madres.

Jacob me ayudo a caminar fuera del agua, para llegar a tierra firme, entre el traje y la pesada botella de oxigeno de mi espalda, andaba como pato mareado, clavando desmañadamente mis pies en la arena. Mi sujeción era firme de su brazo musculoso, y quizás me estaba apegando más a el, de lo que realmente requería la situación, pero es que su cuerpo me provocaba esa aproximación esa cercanía, ese sentir de pieles unidas.

Cuando se alejo de mi, y al parecer todos los niños ya habían iniciado su retirada, yo me dispuse con tranquilidad a quitarme el traje de neopreno, pero el me detuvo mi actuar, levantando en mi dirección una de sus manos.

_ Te apetecería…., bueno… te gustaría… que si quieres que la clase dure un poco mas, y tu y yo podríamos…..(carraspeo) me refiero a que podría enseñarte antes de quitarte el traje, unos cuantos trucos para que en la próxima clase estés mas preparada._ decía con un nerviosismo muy evidente

Yo no conteste, solamente pare de desvestirme y asentí con la cabeza, todo el tiempo que pudiera arañar de su compañía, seria como no salir del mismísimo cielo.

Me tendió la mano para ayudarme a volver al agua, y yo la estreche con fuerza, intentando que ese agarre durara para siempre. Pero se detuvo un instante y paro nuestro paso,

_ Espera, te mostrare algo fuera del agua, para que dentro puedas manejarte mejor_ decía demasiado cerca de mi cara

Asentí como tonta y espere para ver a que se refería.
Me quito despacio la bombona de aire de la espalda, deslizándola con suavidad hasta depositarla en el suelo, y acto seguido desengancho el respirador de esta, para dármelo en la mano,

_ Cogeló y póntelo en la boca_ dijo tragando saliva sonoramente y con la voz ronca mientras sus ojos miraban directamente a mis labios ahora entreabiertos.

Me revolví incomoda, esas miradas tan penetrantes que me regalaba no me hacían la respiración nada fácil.
Pero como pude relaje mi cuerpo y me introduje el respirador de plástico dentro de la boca, como el me había pedido.

_ Bien ahora quiero que respires acompasadamente, y que relajes los músculos_ decía con el tono cada vez mas bajo

Se puso a mis espaldas y con ambas manos en mis hombros, presionando sus palmas con firmeza en ellos, y hablándome muy cerca del oído, notaba su aliento rozar mi piel, era calido, muy calido, y el frío que me había dejado el estar dentro del agua, hacia que ese roce me estremeciera y sin darme cuenta mi cuerpo convulsiono en un enorme escalofrío.

Supongo que inconscientemente el me abrazo, dejando mis brazos atrapados por su agarre y haciendo que soltara el respirador, cayendo este al suelo, pringándose de arena en el acto.
Me quede quieta, sin saber que decir, sin poder moverme, sintiendo su cuerpo pegado al mío, notando a través del neopreno su contorno, fuerte, suave, notándolo todo a mis espaldas.

_ Por lo que veo te estas helando de frío, a sido muy desconsiderado por mi parte, hacerte quedar cuando estas totalmente empapada, te vas a resfriar por mi culpa._ me decía aun mas pegado a mi oreja

_ No, ahora estoy bien_ dije sin pensar, apretando inconscientemente mis brazos a los suyos

Y me sentí tonta, estaba comportándome como una cría, como una estupida que babea por un hombre.  Pero es que así era, yo estaba babeando por el, y no pude mas que sonrojarme y quedarme callada, disfrutando de la conexión que había entre los dos.

Entonces el me dio la vuelta, y siguió apretándome con sus inmensos brazos, parecía no mas que una pequeña muñeca de trapo a su lado, pero no me importaba, lo que había sentido a mis espaldas, ahora lo tenia frente mío.

Se levanto un aire frío que nos azoto la cara, y me revolvió los pocos pelos que ya se habían secado, dejándomelos por toda la cara, y haciendo que con esa brisa me acercara mas a el, si eso era posible, y levante mi mirada hacia la suya, con la excitación en mis ojos y yo hubiese jurado que también en los suyos.

Quito una de sus manos de mi cintura y no pude mas que casi gruñir por ese hecho, al que el solo sonrío, y con la yema de sus dedos, aparto esos pelos que cubrían mi rostro. Pero no se quedo ahí, siguió acariciando mis mejillas, mi mentón, y sin darme cuenta de cuando paso, me apretó un poco mas a el y poso sus labios en los míos, calidos, carnosos, sensacionales, en un beso tierno y dulce, que me dejaba la fuerza de mis piernas ausente, y que si no llega a ser que el me tiene fuertemente agarrada, de seguro me habría desplomado contra el suelo.
Sus labios casi no se movían, solo presionaba contra los míos delicadamente, como si le diera miedo mi reacción, y ahí fue cuando la lujuriosa mujer interior que yo tenia, salio de su cárcel e hizo que abriera la boca, muy poco, pero lo suficiente para que el notara mi invitación.

Y así lo hizo, imitando mi gesto, y haciendo ahora que sus labios se movieran despacio, bailando como si de un Valls se tratara.  Y me sentía en la gloria, me sentía flotar, y quizás lo estaba haciendo, por que no sentía los pies apoyados en el suelo, creo que eran sus brazos los que hacían de cuna para mi pequeño e insignificante cuerpo.

Su lengua empezó con cautela a rozar mis labios, y la mía salio a su encuentro, para darle la bienvenida a su hogar, donde podría quedarse a dormir cuantas veces ella quisiera.

 _ ¡¡¡¡SUELTALE!!!!_ oí a nuestras espaldas, con un grito que retumbo en las rocas de la playa.

Enseguida me deposito en el suelo y se alejo de mi un paso atrás, mirando con el ceño fruncido y  los ojos encolerizados hacia el lugar de donde venia la femenina voz. Yo hice lo mismo y descubrí una joven morena, de pelo corto y facciones bellas, que tenía una expresión de furia y rabia digna del más cruento de los monstruos, y sus manos convertidas en puños, empezaron a temblar de pura ira.

_ ¡¡¡TÚ!!!_ dijo señalándome ahora con dedo inquisidor _ No te acerques a mi novio, maldita mal nacida_

_ Esto no es lo que tú crees, mira, solo escucha Leah….._ intentaba decir Jacob, con la voz a mi parecer demasiado calmada

Pero esta mujer no tenia pinta de querer escuchar nada de el, solo intentaba no saltarme encima.

_ ¡¡¡CALLATÉ!!!_ decía cortando a Jacob y volviendo a dirigirme su mirada asesina

_ Será mejor que te calmes, no querrás hacer algo de lo que luego te arrepientas, ya sabes que no te lo permitiría, Leah, hay demasiados espectadores, hablemos con calma de ello…._

Pero esta después de mirar al camino de soslayo, viendo que el tenia razón, puesto que varios paseantes estaban contemplando la escenita, volvió a cortarle, sin dejar que ninguna de sus frases llegara a finalizar.

_ No me importa montar una escena, y ya se que tu lo impedirías, ¿pero que a ti tampoco te importa como terminaría entonces esto Jake?  ¿Por qué la besabas? ¿Quién demonios es esta?_

Y su tono despectivo me hizo gruñir en respuesta, pero podía notar que mi sitio no era ese, que ellos en verdad eran una pareja y que este hombre irresistible había engañado cruelmente a la chica conmigo, ¿acaso era esa clase de hombre que se puede ir con cualquiera? Y eso hizo que una lucecita se me iluminara, hizo que me sintiera fuera de lugar, hizo que entendiera que ellos eran novios y aunque no era mi culpa, puesto yo no lo sabia, el había engañado a su novia, había traicionado su confianza y la única que sobraba aquí, era yo.

_ “ESTÁ”, ya se va, para no volver más_ dije y pasando por su lado

Cogí mi ropa que estaba en el suelo y empecé a contorsionarme para quitarme el maldito traje, que parecía estas pegado con cola a mi cuerpo, dando a mi escena un toque mas de vergüenza y desesperación, pero al fin lo conseguí y lo deje caer al suelo, para ponerme lo mas rápido que pude mi ropa y salir de allí corriendo.

Ni siquiera había llegado al camino donde la gente se amontonaba para ver lo que ocurría, cuando empecé a oír las voces de Jacob a mis espaldas, pidiéndome que no me fuera, que me esperara, gritándome que no corriera más. Pero no me volví, no podía hacerlo por que mis ojos ya no atendían a suplicas ni peticiones mentales propias, no, ellos ya se habían tomado la libertad de derramar una cantidad de liquido salado, que no me permitía casi ni saber donde poner mis pies, trastabillando por las piedras de la playa, y subiendo por el lindazo de esta, asiéndome con las manos por la maleza. No podía subir por donde correspondía, el camino, puesto que eso significaba tardar más en esconderme, en huir. Y lo único que necesitaba ahora era desaparecer de la faz de la tierra, y hundirme en las entrañas de esta, para poder pensar en como en tan solo una hora, mi vida había pegado un vuelco tan desproporcionado.

¿Acaso no era que mi mente y cuerpo me decían que este chico, al que conocía de segundos, me había hecho pensar en una vida junto a el?

ILOGICO, eso era, ilógico total, no necesitaba en mi vida, ninguna complicación como esta, no necesitaba este tipo de situaciones, yo era feliz como estaba, sola.
Pero entonces, ¿Por qué mi pecho parecía roto al sentir que ese hombre le pertenecía a otra?

Y corriendo como alma que lleva el diablo, salí de allí, dejando a mis espaldas las voces de Jake, como le había llamado ella, y las blasfemias de esa mujer que tubo que venir a estropear el mejor momento de toda mi existencia.

No sabia llegar a casa de mi tío desde donde estaba, pero no me importo, solo correría hasta que alguien me dijera donde acudir, o algún sitio me pareciera familiar.

Al llegar a casa me enterraría en las sabanas de mi cama, y moriría hasta que el sol me quemara las retinas, de seguro irritadas por el exceso de lágrimas derramadas.

El final de la tranquilidad de mi cuerpo y corazón, habían terminado, eso si que lo podía sentir ya.

*** 

Mi tío me llamo para que bajara al salón, pero yo ya sabia que quería decirme, así que no le hice mucho caso, ni de coña iría otra vez a la maldita playa, a ver al irresistible de Jacob, por que ni siquiera sabia que era lo que había pasado el día anterior, el había engañado a su novia conmigo, y yo no le había dado razones para que eso ocurriera, ¿o si?

El caso es que estaba totalmente decidida de que no volvería a ese lugar de por vida y me escondería debajo de mi cama, por el mismo tiempo, de por vida.  Solo tenía ganas de llorar y terminar deshidratada y seca hasta mí esperada cercana muerte.

Si ya lo se, muy dramática, pero de veras mi pecho estaba en llamas, por que dentro de mi sabia que ese hombre hubiese sido mi hombre, mi mitad, el dueño de mi cuerpo y mente, y el saber que me había utilizado para sus deseos carnales, haciendo con eso un terrible acto de infidelidad para con otra, me mataba.

Discutí con mi tío, incluso hubo gritos, no solo me recriminaba que el día anterior hubiese venido desde tan lejos y sola andando, si no que decía que debía enfrentar lo que me hubiese pasado y volver a mis clases de submarinismo, pero eso no iba a pasar, ni pensarlo, el no sabia que lo que a mi me daba miedo no era meterme en la gélida agua del océano, no, era lo contrario, la aproximación al caluroso y sofocante cuerpo de mi Jacob, del Jake de otra.

Y cuándo pensaba en la cara de aquella mujer mi furia se incrementaba, por que la jodida era bien guapa, con su cuerpo perfecto, y su cara bien formada. Bueno, no creía estar por debajo de ella, pero al parecer era una digna oponente.

Y ese pensamiento me crispo los nervios aun mas, ¿como podía ni siquiera plantearme el quitarle el novio a una chica que por otro lado no me había hecho nada?

Decidí darme una ducha de agua fría, para poder poner mis pensamientos al orden en cuanto mi tío se fue a trabajar, era un descanso no oírlo relatar tras mío todo el rato.

El agua caía como cuchillos por mi piel, pero ese dolor era gratificante, era como la purgación de mis pecados, y eso me reconfortaba un poco.

Todavía no había terminado de quitarme todo el jabón cuando el timbre de la puerta sonó, y pensé que quien fuera debía esperar un poco, pero el timbre siguió sonando, muy insistentemente, como si una vorágine se acercara a la casa. Salí de la ducha, me enrolle una toalla demasiado pequeña como para taparme lo suficiente, pero si lo necesario y baje las escaleras pegando voces de que ya habría.

El pelo me chorreaba por la cara y espalda y los escalofríos que me azotaban eran muy bruscos, tendría que oírme el que estaba aporreando mi puerta de esa manera.

Pero el abrir la puerta con mi cara de enfado tatuada, casi me desplomo en el suelo, puesto que el culpable de tal alboroto era ni mas ni menos que Jacob, que por la hora que era ya había terminado su clase.

Intente cerrar la puerta en sus narices dando un portazo fuerte, pero el puso uno de sus pies en la trayectoria de esta y no me dejo hacerlo,

_ Tenemos que hablar Nessie_ decía con gesto de suplica

_ No tenemos nada de que hablar tu y yo, somos dos desconocidos y punto_

_ No, tienes que escucharme, hay algo que tu no sabes_

Pero yo no quería oírlo, mis lágrimas amenazaban con volverse a mostrar, y mis ojos ya no querían volver a ser torturados de semejante manera, me lo decían con un escozor dañino.

Seguí apretando la puerta para poder cerrarla, pero mis fuerzas quedaban a la altura de una minima hormiga en comparación de su tamaño y vigor. Así que desistí y me adentre al salón, dándome la vuelta para que no me viera llorar, y gritándole que me dejara en paz, amenazándole con llamar a la policía si seguía aquí,

_ Esto es allanamiento, será mejor que te vayas_ le decía con la voz claramente contraída por el llanto

_ Por favor nessie, déjame que me explique, tu tienes que entender lo que esta pasando, es difícil de…._

Pero lo corte, no quería seguir así, era vergonzoso,

_ ¿A si? ¿Y tu novia? ¿Qué opina de que tu estas aquí? ¿O es que no le dijiste que acosas a otras mujeres?_

_ Ella ya no es mi novia_

Y allí me quede, con las palabras abrasándome la garganta, con las preguntas atormentándome el cerebro, ¿Cómo creerlo? ¿Acaso no la había engañado a ella? ¿No significaba eso que también podría estar engañándome a mí?

_ Yo no quiero ser la culpable de la ruptura de ninguna pareja_ dije ahora con el tono de voz casi ausente

_ Tú no rompiste ninguna pareja…_

_ Si claro, ahora me dirás que ya estaban mal antes de que yo llegara ¿verdad?, muy típico_

_ No, no te diré eso, por que no es cierto, yo la quería, y nuestra relación era buena, pero ahora las cosas han cambiado, todo ha cambiado Nessie_

_ ¡¡¡Deja de pronunciar mi nombre!!!_ le grite

No me gustaba como sonaba en sus labios, o mas bien me gustaba demasiado, se me hacia muy difícil al oírlo el contener mis ganas de darme la vuelta y tirarme encima de el, abrazarlo y besarlo como en el día anterior.  Pero eso no podía suceder, yo no era de las que se meten con hombre comprometidos.

_ Deja al menos que te lo explique, no será fácil pero todo podría aclararse_

Y ya no aguante mas, me di la vuelta y con toda la rabia contenida le encare,

_ Tienes exactamente dos minutos para decir lo que se te de la gana, pero después de ese tiempo, te vas, y no vuelves mas ¿entendido?_

_ Dos minutos.  Bien pues no se como empezar, pero te diré que estoy enamorado de ti… _

Y mis ojos centellearon de la sorpresa, ¿Cómo me podía amar en tan poco tiempo? Embustero

_  No digas nada, recuerda que tengo dos minutos.  Si, te amo, y a partir de ahora tu serás la única mujer en mi vida, por que una magia, una fuerza sobrenatural me ha alcanzado, Renesmee_ y me estremecí, dejando que la toalla casi resbalase de mis manos_  te explicare mas detalladamente lo que soy, aunque en dos minutos es un poco difícil, pero lo que si puedo decirte ahora es que una fuerza muy grande, la fuerza de la imprimación me a tocado por completo contigo, tu eres y serás siempre la dueña de mi alma por completo, y aunque no lo quieras aun reconocer, tu también tienes que sentir esa pertenencia que tenemos los dos_

Y se cayo, y me miro intensamente, esperando alguna respuesta por mi parte, pero yo no podía decir nada, ¿de que demonios me estaba hablando? ¿Imprimación? ¿Qué?

_ ¿Y tu novia?_ le dije sin saber si era eso lo que quería preguntar

_ Ella lo superara, es fuerte y por desgracia aunque me parta el alma al pensarlo no es la primera vez que le sucede, al parecer tiene la mala suerte de unirse a los hombres equivocados, ella y yo no tendríamos que haber estado juntos nunca, solo fue un error que cometí por querer consolarla. Pero eso ahora no importa, solo importa que tú eres mí para siempre, que tú eres de la que estoy totalmente enamorado y necesito saber si me quieres tener a tu lado. Nessie por favor, dime que me quieres, dime que al menos lo vas a intentar, será doloroso separarme de…._

Y me lance hacia el, ya mi cuerpo no podía contenerse, ya no pude pensar con claridad, ya no. Solo pude llegar hasta el y poner mis labios en los suyos, y enseguida como si de el único saliente de roca en un acantilado al que agarrarse se tratase, el me rodeo con sus brazos ejerciendo la fuerza justa, para sentirle por completo, fundiéndonos en un beso profundo y caliente, donde nuestras lenguas se rozaban lentamente, excitando nuestros cuerpos, llenándonos del calor del deseo, y mis manos inconscientes se alzaron para rodearle el cuello, sin percatarme de que la toalla ya no tenia sujeción, y a cámara lenta se deslizo por mi cuerpo, dejándome totalmente desnuda, tan solo con la ropa de sus fuertes bra




4 comentarios:

irene dijo...

Vamos aver, llevo casi una semana sin poder meterme en internet, por que creo ya saben que estoy de vacaciones en EEUU y me es muy dificil encontrar un sitio donde conectarme, aparte de que mi marido me dijo que estas vacaciones eran tambien para el blog, uuuuffff, bueno ya saben *hombres*, y justo hoy uqe me escapo unos minutitos para ver que tal van mis chicas, me encuentro con esto, que he sido la ganadora del primer premio de vuestro concurso, aaaaaaaaaaaaaaa, que no me lo creo, aaaaaaa, os lo juro casi me echan del local solo por el grito que di, y todos me miraban raro por empezar a dar voces en espanol (sorry este teclado no tiene ene)jajajajajajajaj, todavia me miran raro la gente, ajajajajajajaj, estoy eufotrica, de verdad, que doy saltos y todo, y a mi marido le he dicho que vea lo contenta que me pongo y el bien que me hace mi mundo blog, ajjaajajajaj, chicas gracias, pero muchas muchas gracias, no se que decir, de verdad, os quiero un millon, y pondre este premio en mi blog a mi vuelta, que ahora solo puedo comentar, pero que sepais que aunque no vuelva a visitaros el blog hasta mi vuelta, mas o menos a partir del 5 de septiembre, os tengo en la mente siempre , os quiero muchissisisisismo, y un beso a mi hermana Caro, que me alegro infinito que ella haya logrado ese segundo puesto, aunque se que ella es siempre ganadora, , deberiamos haber compartido el primero, ajajajajaj, besos para las dos, bueno para todos, que no podeis imaginar lo que estoy hehcando de menos el mundo de los blogs, que me muero de no poder visitaros a diario, pero pronto estare de vuelta, os quiero mucho Irene

Caro♥R dijo...

:O!
Waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!
Muchisimas graoias chicas!
me alegro inmesamente de que les alla gustado mi humilde OS! Waaaa me encanta el premio ya mismo va para mis blogs! me encanta!
estoy muy feliz! pero no solo por mi si no por las chicas que tambien ganaron XD Mi querida Hermana Irene! que se merece ese primer lugar ese OS es uno de mis favoritos! lo amo con todo mi ser! jajajaaja! aunque no lo admita ella siempre se merece ganar xD
en fin, muchas gracias chicas!
Bsos y cuidence mucho!
hasta luego...
Caro R :D

kassi dijo...

bueh lo importantee es participar ;) 3 no es ta mal xD
BUEHH chicas buen findeee :) Besiitos

Romina dijo...

Hola, como estas ???
Permiteme presentarme soy Romina administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y me parece un exito, me encantaría contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
Exitos con tu página.
Un beso
rominadiazs@hotmail.com

FIRMAS!

Firmemos todos para que S.M. escriba Sol de Medianoche:D
Pincha AQUÍ para firmar.