Escapando de la realidad 1 - Hadelqui


1º- Confesiones


-Habladme un poco de vosotras- Les pidió Alice cuando estaban sentadas- Primero tú, pequeña. -Me llamo Renesmee Carlie Swan y tengo ocho años. Me gusta pintar, cantar, bailar y jugar con mi oso, Teddy- Le enseñó el oso que tenía entre sus brazos. -¿No me digas?- Renesmee sonrió ampliamente- ¿Y si te dijera que en la habitación de al lado hay montones de folios para colorear, un reproductor de música y un karaoke? ¿Te gustaría ir a jugar allí mientras hablo con tu madre? -¡Si!- Renesmee miró a su madre- ¿Puedo mami? -Puedes cariño- Bella le acarició el rostro y le sonrió. Alice se llevó a Renesmee a la habitación de al lado, Bella mientras esperaba a que Alice volviera, se frotaba su vientre de seis meses, intentando calmar los movimientos que su hijo hacía dentro de ella. -¿Te duele?- Llegó Alice, arrodillándose ante ella- ¿Quieres que avise a un médico? -Estoy bien, no te preocupes- Suspiró Bella- Y ni se te ocurra llamar a un médico, el único que hay en esta maldita ciudad que hace visitas a domicilio es el mejor amigo de James. -No estaba pensando en llamar al hospital de Seatle- Alice le sonrió- Bueno, hablemos- Volvió a ocupar su lugar frente a Bella- ¿Cuanto hace que sufres maltratos? -Desde hace tres años- Bella bajó la mirada. -¿Por que has aguantado tanto tiempo sin decir nada? -Por mi hija, James me amenazó con herirla si decía algo- Una pequeña lágrima resbaló por su mejilla- Bastante es que he conseguido que no abuse de ella. -¿Lo ha intentado?- Alice se escandalizó al ver que Bella asentía- ¿Y contigo? -¿Conmigo que? -¿Abusaba de ti?- Bella bajó la mirada, Alice entendió eso como un si- ¿El bebé que esperas fue planificado? -No, me castigó muy severamente por ello, diciendo que lo había hecho a propósito, se relajó un poco cuando supo que iba a ser un niño pero aun así... -Cuéntame que cosas te suele hacer- Alice le tomó las manos. -Normalmente, me insulta por cualquier cosa, aunque no tenga motivo, para él todo lo que hago está mal- Mientras hablaba la voz se le iba quebrando- Me golpea de todas las formas posibles echándome las culpas de todo lo que sucede, y cuando Renesmee le grita algo, se ensaña con ella- Las lágrimas de Bella eran incontenibles- Me pega patadas, me tira por las escaleras, me pega puñetazos en la cara, y anoche casi me asfixia. -¿Y por las noches? -Por las noches... A él le gusta mucho hacer “experimentos” conmigo... Su amigo Laurent le ha enseñado técnicas de sometimiento, castigos si no haces lo que quiere en la cama, y las emplea muy enserio conmigo...- Alice la miró horrorizada, esperando a que continuara- Me pone una capucha que solo tiene obertura para la boca, me ata a la cama, me pega mientras está sobre mi... Y ayer... Ayer utilizó un látigo para castigarme cuando me negaba a algo... -Bella, escúchame- Alice tomó su rostro entre las manos- Tú no tienes la culpa de nada, lo sabes ¿verdad?- Bella asintió- Ahora quiero que me prestes atención, aquí podemos ayudarte, os llevaré al mejor hogar de acogida que pueda encontrar hasta que podáis rehacer vuestra vida, os proporcionaré medios, cualquier cosa que necesitéis- Bella la abrazó con fuerza mientras lloraba- No estás sola, aquí nos tienes a nosotras. -Muchas gracias. -Voy a llamar a un médico de confianza, ¿de acuerdo?- Bella puso cara de terror- Escucha, se que no te fías de nadie del hospital de Seatle, por ello el que va a venir es de fuera, mi padre es un gran médico y no es de aquí- Bella la miró a los ojos- ¿Confías en mi?- Bella asintió- Pues entonces relájate y ve con tu hija, mi padre tardará unas horas en llegar. Bella se secó las lágrimas y fue junto a Renesmee, Alice salió a la entrada, donde Ángela estaba llamando por teléfono para que Bella y Renesmee tuvieran la denuncia puesta cuanto antes. Cuando colgó, Alice la miró preocupada. -¿Tan mala es la situación? -Ni te lo imaginas, Ángela- Suspiró Alice- Es peor que mi caso. -¿Peor?- Alice asintió- Ese James es un completo monstruo. ¿Tú lo conoces? -Si, pero nunca pensé que fuera capaz de hacer algo así. -Por desgracia, los hombres que hacen estas cosas nunca parecen capaces de algo así- Alice cogió una ficha para rellenar la documentación de Bella y Renesmee- Estoy pensando que quizá lo mejor sea mandarlas con mi familia. -¿Con tu familia? Nunca has ofrecido tu familia para algo así. -Lo se, pero creo que puede ayudarles mucho- Alice hablaba mientras rellenaba los papeles- Sabes la historia de mi familia, quizá eso haga que se repongan antes. Después de todo, allí encontrarán gente que ha vivido historias parecidas. -Tienes razón, tu madre y tú habéis sufrido cosas parecidas antes de casaros, y Bella es una persona muy frágil, necesitará mucha ayuda. -Voy a llamar a mi padre para que venga a revisarlas, creo que el embarazo de Bella podría tener algún contratiempo por culpa de los maltratos, cuando venga aprovecharé y se lo comentaré, a ver que le parece- Ángela le sonrió- Pongámonos al trabajo, tenemos mucho que hacer.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
James se levantó con un fuerte dolor de cabeza, tenía resaca por todo lo que había bebido la noche anterior. Se giró para pedirle a Bella que le trajera algo para ese maldito dolor que lo atormentaba, pero al girarse no la encontró allí. Se incorporó, viendo en el reloj de la mesita que eran las nueve de la mañana, se habría levantado para llevar a la niña al colegio. Las imágenes de la noche anterior fueron a su cabeza, viendo las lágrimas de Bella ante cada golpe que él le propinaba y después en la cama lo bruto que había sido con ella. Se puso nervioso, no sabía porque hacía esas cosas, pero después de ver a Laurent siempre perdía la cabeza, nunca recordaba nada hasta la mañana siguiente, cuando ya era inevitable. Desde hacía tres años, su hija le odiaba y su mujer le tenía miedo, ¿como era eso posible cuando él las adoraba? Algo que él no entendía hacía que se comportara de manera violenta cada vez que Bella hacía algo, y lo peor de todo, es que él no podía disfrutar del embarazo de su segundo hijo por esa circunstancia. Se levantó, dispuesto a pedirle perdón por todo lo que había hecho la noche anterior, como hacía cada mañana, pensando que esa noche no iría a ver a Laurent, que se quedaría para intentar compensarlas. Pero cuando bajó, ellas no estaban allí, no había rastro de ellas por ninguna parte de la casa. Subió a toda prisa a la habitación de Renesmee y vio que los cajones estaban medio vacíos y que faltaba el osito Teddy que él le regaló cuando tenía tres años, aquel oso del que nunca se separaba. Temiendo lo peor, volvió a entrar en su habitación y comprobó que también faltaba ropa de Bella. Frustrado por no saber que hacer se sentó en la cama, temblando de miedo, al hacerlo vio un papel en su mesita de noche, lo tomó y lo leyó. “James, esto será lo último que recibas de nosotras, no puedo aguantar más, nos marchamos. ¿Que es lo que te ha sucedido? ¿Donde está el hombre del que me enamoré hace nueve años? Ya no eres el mismo, ya no eres mi caballero andante. Me llevo a Renesmee lejos de ti, no estoy dispuesta a que la conviertas en una desgraciada como has hecho conmigo. Nos vamos a un lugar donde cuidarán bien de nosotras. Adiós” James arrugó la hoja, se quedó en silencio mirando al suelo durante unos minutos hasta que explotó. Empezó a lanzar cosas contra las paredes, a romper los muebles, destrozó toda la habitación. -¡Joder! ¡Tengo que encontrarlas! ¡Ellas son mías! ¡No pueden irse y dejarme solo! ¡Las quiero! Salió corriendo, pensando en los lugares a los que podían haber ido, caminó por las calles, mirando cada rincón, cada esquina, pero nada, hasta que se acordó de algo. Ángela, la amiga de Bella, trabajaba en un centro de ayuda a mujeres maltratadas, estaba seguro de que ellas estarían allí, así que se encaminó al local en el que estaba la central.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Alice abrió la puerta de atrás, un hombre acababa de llegar en su mercedes negro hasta allí, los dos se adentraron en el local y caminaban por los pasillos. -Cuéntame cosas de mi paciente. -Es una mujer de unos 27 años, embarazada, con una hija de ocho años, ha sufrido maltratos y violaciones desde hace tres años, tiene cardenales y heridas por todo el cuerpo. La niña parece estar bien físicamente, aunque por si acaso deberías revisarla también- Le explicó Alice. -Está bien- Se paró ante la puerta de la habitación en la que estaban Bella y su hija- Alice, me alegro de verte. -Y yo a ti papá- Alice lo abrazó con fuerza- Siento como me fui, pero no podía soportar mirarle a la cara. -Lo se- Le sonrió- Jasper hizo bien en sacarte de casa antes de que llegara, es un buen hombre. -El mejor- Alice le devolvió la sonrisa- ¿Se ha marchado ya o aun sigue por ahí? -Se marchó, Emmet y Edward se encargaron de que no tuviera ganas de volver- Carlisle se quitó el pelo de la frente- ¿Por que lo preguntas? -Estaba pensando en que quizá podría volver con vosotros, Jasper os echa mucho de menos y yo también- Suspiró- Y había pensado en llevar conmigo a tus pacientes. -Hablaremos de eso cuando las haya visto, ¿de acuerdo?- Alice asintió- Pues vamos hayá. Alice abrió la puerta y entró seguida de su padre. -Bella, Renesmee, os presento a mi padre Carlisle Cullen, él os hará una revisión para comprobar como os encontráis las dos.

*****

(N.A: Hola de nuevo, soy Hadelqui, la escritora de este relato. Se que no ha habido mucha acción en este capítulo pero creo que no era necesaria, he intentando poner los diferentes puntos de vista de algunos personajes. Como habréis observado hay muchas incógnitas, ¿que le sucede a Alice y con quien? ¿Por que James no recuerda nada de lo que ocurre después de encontrarse con Laurente? ¿Por que tiene esos repentinos cambios de carácter? Poco a poco iremos viendo esas cosas y la aparición de otros personajes. Espero que os haya gustado el capítulo y que la trama sea interesante para vosotros. Gracias por comentar la introducción, tranquilos que saldrá Edward, que ocurrirá, ni yo misma lo se aun, solo puedo deciros que espero poder sorprenderos con el primer encuentro cuando llegue. Nos leemos en el próximo capítulo)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

hola mi nina, este fic me ha cautivado,estas situaciones se dan muy a menudo eb mi pais soy de Puerto Rico (La Isla del Encanto) como la llaman, pero desgraciadamente ocurren estas cosas que muchas veces terminan en tragedia y las pagan los menos que tienen culpa, los ninos inocentes, espero que lo sepas llevar bien ya que esto no es ficcion es una cruda realidad que hay que parar, cuidate y besos, LOQUIBELL

Emma!♥ dijo...

Me encanto el capitulo
me dejaste super intrigada!!
esperaba que publicaras con ansias y aun
espero asì
postea pronto!
besos!

maryuri_nature dijo...

hola Hadelqui, pues dejame decirte que la historia está muy interesante estoy super enganchada con ella y ansio el momento en que edward aparesca ojala sea muy pronto
saludos mis niñas
las quiero

..//((^aLexcullen^))//::.. dijo...

hayyyyyyyy ok un cap demaciado fuerte pero esta buena la historia ya kiero leer mas cuando publicas y oye bienvenida al blog de verdad estas monstrando un lado muy humano que pocas veces se ve y concuerdo con loquibell muchas veces lo pagan las personitas menos indicadas los niños me da gusto saber que hay gente o ke puede habaer gente como Alice bueno esperare el prox con muchisimas ansias je je bay besos a todas!!!!!!!!!!!!!!

FIRMAS!

Firmemos todos para que S.M. escriba Sol de Medianoche:D
Pincha AQUÍ para firmar.