Escapando de la realidad - Hadelqui



                                                              
5º- Conociendo a Renesmee


James condujo rápidamente por la carretera hasta volver al local donde había discutido con aquel hombre, dispuesto a encontrar a su mujer y a su hija por encima de todo. Entró y no vio a nadie en el mostrador, se adentró en las salas hasta que dio con las dos mujeres que habían ayudado a Bella a marcharse de su lado.
 

-¡Tú eres su amiga! ¿¡Como has podido permitir que se marche!?- Acusó a Ángela.

-Precisamente porque soy su amiga- Ángela no vaciló ante él- Ella no merece como la tratas.

-¡Ya lo se!- James se sujetó la cabeza con las manos- ¡Yo no quiero hacerle daño pero no puedo evitarlo!- Sus ojos se anegaron en lágrimas- ¡Mi cuerpo actúa solo después de visitar a un amigo! ¡No soy consciente de nada de lo que ocurre hasta el día siguiente! ¡Y cuando me despierto no puedo contener mi rabia ante lo que he hecho y lo vuelvo a pagar con ella!


-James, tienes un problema, si de verdad quieres ayudarlas, deberías dejar que alguien te tratara- Le sugirió Alice- Si de verdad te sientes mal por lo que haces, puede que tengas algún tipo de trastorno y por ello te comportes así.


-¡NO ESTOY LOCO!- Gritó con furia, cogiéndola del cuello- ¡Yo quiero a mi mujer, y no quiero hacerle daño, pero no estoy loco! ¡Solo la necesito a ella! ¡Si Bella está a mi lado no necesito nada más!- Alice notaba como poco a poco se le iba acabando el aire.


-¡SUÉLTELA!- Gritó una voz de hombre desde la puerta. James volvió en si y soltó a Alice al ver lo que estaba haciendo- ¡Aléjese de ella!


-Yo...- Dio unos pasos hacia atrás- Lo lamento, no quería hacerle daño- Se pegó a la pared, asustado por lo que había estado apunto de hacer- Solo quiero recuperar a Bella- Esta vez si dejó escapar sus lágrimas- Se lo suplico, dígame donde está.


-¿Después de lo que acaba de suceder esperas que te digamos donde está?- Ángela lo dijo con asco- ¿Acaso no ves que necesitas ayuda? De lo contrario lo único que conseguirás es hacerle más daño.
-Si busco ayuda, ¿le harán saber que estoy intentando cambiar? ¿Ella sabrá que lo hago por que la quiero?
-Si de verdad permite que alguien competente le ayude- Explicó Alice entre los brazos del hombre que había entrado antes- Si de verdad consigue cambiar, yo misma le haré saber su situación, pero nada hasta que vea cambios.


-Necesito pensar...- Se acercó a la puerta- Volveré para decirles cual es mi decisión.


James salió de allí y cogió el coche para volver a casa, necesitaba pensar en todo lo que había ocurrido, necesitaba comprender el verdadero motivo por el que él actuaba como lo hacía, el porque Bella se había marchado de su lado, porque su hija le tenía miedo. Si conseguía comprenderlo, quizá tuviera una oportunidad de recuperarlas.
Alice, se abrazó fuerte al cuello de su hombre, llorando por la tensión y el miedo de lo que acababa de ocurrir. Ángela había ido a buscar una infusión para calmar sus nervios.
 

-¿Quien era ese tío?

-El marido de una chica a la que hemos ayudado- Suspiró Alice- Mi padre se la ha llevado esta mañana al hospital de Forks.
 

-¿Tu padre?
 

-Si- Alice le miró a los ojos- Jasper, esa chica está pasando por una situación peor a la que viví yo, me sentí tan vulnerable al verla que no pude evitarlo, llamé a mi padre y le pedí que la acogieran en casa.

-¿Estás segura de lo que has hecho?- Jasper la abrazó con fuerza- Se lo duro que es para ti ver a otras mujeres que han pasado por cosas así.


-Algo en mi interior me decía que eso era lo que debía hacer, esa chica necesita que gente que ha pasado por esa situación la ayude a seguir adelante- Jasper no dijo nada, solo besó sus cabellos en señal de apoyo- Había pensado que nosotros también podríamos irnos a casa.
 

-¿Quieres volver a Forks?- Alice asintió- ¿Estás segura?

-Mi padre me ha asegurado que él ya se ha marchado, Emmet y Edward se encargaron de echarlo, si vuelve a aparecer por allí ya pensaré que hacer.


-Sabes que me muero de ganas de volver, pero si tú no estás lista puedo esperar- Jasper acarició la espalda de su mujer.


-Estoy lista para volver, echo de menos todo aquello, sobretodo a mi madre.
Ángela volvió poco después con la infusión, y aceptó la noticia de la marcha de Alice, ella sabía que tarde o temprano ella se marcharía, pero Alice le prometió no dejar el negocio, ella seguiría desde Forks y de vez en cuando volvería.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Cuando Esme despertó, fue directa a la cocina, preparó el desayuno de Bella y Renesmee con esmero, deseosa de agradarlas y que se sintieran como en su casa. Preparó una bandeja para subírsela a Bella y subió por las escaleras hasta la habitación. Cuando entró, Bella aun dormía así que dejó la bandeja en la mesita y salió para despertar a Renesmee.

Al entrar, se sorprendió al encontrar a su hijo dormido en la cama de la pequeña, abrazado a la niña y ella a él, los dos dormían plácidamente. Esme se acercó a su hijo y lo movió levemente.
 

-Edward- Él abrió los ojos al instante, y cuando se percató de donde estaba se apresuró a levantarse- ¿Has pasado la noche con ella?

-Si, aunque no era mi intención- Se frotó los ojos- Anoche la escuché llorar y mientras la consolaba me he debido quedar dormido.


-No importa, es bueno que ella coja confianza con nosotros, no sabemos cuanto tiempo van a quedarse, cuanto más segura se sienta, más fácil será que lleve una vida normal- Esme se acercó a la niña- Ve a ducharte mientras le doy el desayuno a la niña- Edward obedeció y fue al baño, Esme despertó a Renesmee- Hola preciosa, soy Esme, te he preparado el desayuno, ¿tienes hambre?
 

-Si- Le dedicó una pequeña sonrisa, se levantó y le cogió la mano- Te pareces mucho a Edward.
 

-Lo se- Rió Esme- Será porque soy su madre.
 

-¿Eres la mamá de Edward?- La niña preguntó ilusionada- Pareces muy simpática.

-Gracias.


Esme la llevó hasta la cocina, la niña miraba a cada rincón, fascinada con la casa. Cuando llegó a la cocina, dos niños estaban sentados en la mesa, desayunando. Renesmee los miró con algo de miedo.
 

-Abu, ¿quien es esa niña?- Preguntó uno de ellos.

-Esta es Renesmee, ella y su madre van a pasar una temporada con nosotros así que espero que os comportéis bien con ellas- Les regañó- Renesmee, estos son Jacob y Seth, mis nietos, son hijos de mi hijo Emmet, hermano de Edward.


-Hola- Saludó ella sentándose en una de las sillas- ¡Sois iguales!- Exclamó asombrada de que los dos niños se parecieran tanto.


-¡No lo somos!- Gritaron los dos enfadados.


-Basta ya niños- Les regañó Esme- Renesmee, lo que ocurre es que son gemelos, se parecen mucho pero tienen algunas diferencias. Cuando los vayas conociendo lo verás.
Esme le sirvió el desayuno y Renesmee se lo comió con ganas, después se limpió y se sonrojó al ver que los dos niños la miraban atónitos.
 

-¿Qué pasa?

-Es que es la primera vez que veo a una chica comerse tan rápido una tortita y no mancharse- Dijo Jacob sorprendido.


-Si, normalmente, si comen tan rápido se manchan la cara y la ropa, pero tú no te has manchado nada- Seth estaba igual de impresionado.
 

-Mamá me enseñó a comer sin mancharme- Sonrió Renesmee muy orgullosa- Papá siempre se enfada cuando me mancho y...- Sus ojitos se llenaron de lágrimas y se puso a llorar.

-Cielo- Esme la cogió y la abrazó, después miró a los niños que observaban preocupados a Renesmee, sin entender el motivo por el que ella lloraba- Chicos, recoger la mesa y preparaos para ir al colegio, después hablaremos.


Los niños no dijeron nada, obedecieron a su abuela y se marcharon a por sus cosas. Esme tuvo a Renesmee en su regazo durante unos minutos, consolándola y dándole cariño. Edward bajó a la cocina y vio la escena, se acercó preocupado.
 

-¿Sucede algo?

-Recuerdos que duelen, ¿verdad pequeña?- Ella asintió- Pero enseguida se pondrá bien- Renesmee se secó los ojos y miró a Esme- Eso está mucho mejor.


 

-Lo siento- Dijo bajando la mirada- No me gusta que me vean llorar, pero es que duele recordar a papá.
-Se me ocurre una idea- Dijo Edward- Tu madre aun no se ha despertado, ¿que te parece si vamos los dos a darle los buenos días y vemos como se encuentra esta mañana?


-Vale- Sonrió Renesmee dándole la mano.
-Yo iré a llevar a los monstruitos al colegio, Emmet y Rosalie ya se han ido a trabajar- Se acercó a Renesmee y besó su mejilla- Tranquila cariño, verás como pronto te sientes mejor.
Esme se marchó con los chicos al colegio y Edward y Renesmee subieron a ver a Bella, ella seguía dormida, estaba muy cansada. Renesmee se subió a la cama junto a su madre, quedando su rostro frente al de ella, besó su nariz y acarició la barriga con delicadeza.
-Mami- Susurró la niña- Mamá, es hora de despertar.
-No quiero- Se giró, dándole la espalda a la niña- Un poquito más- Edward sonrió al escucharla, parecía una niña pidiendo más tiempo antes de irse al colegio.
-¿Quieres reírte?- Le preguntó a Edward, este asintió. Renesmee se puso en pie y tomó aire- ¡ISABELLA MARIE SWAN! ¡LEVÁNTATE AHORA MISMO! ¡ES UNA ORDEN!
Bella automáticamente se levantó, sudando y nerviosa de la cama, se puso en pie y se tropezó con la mesita, lastimándose un poco el pie.
 

-¡Mierda!- Gimió- Papá ahora....- Se giró y vio a Renesmee y a Edward riéndose a carcajada limpia. Renesmee sabía que esa era la forma en la que Charlie la despertaba para ir al colegio cuando era más pequeña, y lo utilizaba para despertarla cuando se le pegaban las sábanas- Si, muy gracioso...- Se agarró un poco el vientre.
 

-¿Te encuentras bien?- Edward dejó de reír y fue hasta ella- No deberías haberte levantado.

-Quizá si no gastarais bromas a mi costa no me levantaría- Cerró los ojos al sentir un pinchazo

.
-Túmbate- Edward la ayudó a tumbarse, Renesmee se puso nerviosa junto a la cama- Intenta relajarte, tu vientre está muy tenso.


Bella respiró hondo varias veces, intentando relajar su cuerpo, poco a poco los pinchazos desaparecieron.


-Lo lamento, mamá, no quería hacerte daño- Renesmee estaba al borde del llanto- No volveré a hacerlo.


-Lo se pequeña, ya lo se- Bella le acarició el rostro.


-Lo siento yo, no debí dejar que hiciera eso- Se disculpó Edward- De todas formas, no podrá volver a hacerlo hasta el fin de semana, mañana empieza a ir al colegio.


-¿Al colegio?- Renesmee estaba ilusionada.


-Si, mi padre ha salido esta mañana del hospital directo al colegio para recoger su uniforme e inscribirla- Renesmee sonrió y fue a por su oso, a contarle la gran noticia- Le vamos a poner Cullen de apellido- Le explicó Edward a Bella- Si tu marido viene por aquí, no habrá ninguna Swan, nadie podrá decir nada, mis padres dirán que es su nieta y nadie hará preguntas.


-De acuerdo, luego hablaré con Renesmee para que entienda la importancia de cambiar su apellido.

........................................................................................................................................................

Hola de nuevo, espero que os haya gustado este capítulo.
Como veis, al principio estoy sacando pequeños encuentros entre Edward y Bella, encuentros que no muestran nada sus sentimientos, pero pensad que si estuvierais en esa situación, os costaría mostrar los vuestros.
De verdad que prometo sacar pronto algo de lo que siente Edward, pero tener paciencia, antes hay que dejar que sanen un poco las heridas de Bella, ¿no os parece? Si no lo rechazará a la primera de cambio.
¿Qué os ha parecido la parte de James? La historia de James va a salir poco a poco, iré sacando pequeñas escenas.
Muchísimas gracias por los comentarios, espero estar alcanzando vuestras expectativas y que no os defraude el capítulo.
Nos leemos en el siguiente.
Hadelqui)

4 comentarios:

irene dijo...

Pues creo que tienes mucha razon , es mejor que se vayan acostumbrando el uno al otro , porque si no sera un completo desastre, y la parte de James, pues hay ciertas cosas que no me esperaba, explicas a la perfecion los arrebatos de amor odio que siente un agresor, que a veces parece no poder controlarse y otras saca el intento de amor que lleva dentro, maravilloso, lo de los hijos de Emmett si que me sorprendio, y ya me imagino a Nessie jugando con ellos y con muchas sorpresas de pormedio, kjajajajajajj
pobrecilla mi chica cuando a recordado lo de no mancharse con las tortitas, casi me hace llorar a mi tambien
gracias por estas joyitas
Un beso en compansacion por regalarnos tu talento
Irene

maryuri_nature dijo...

wauuu me encanto el capi, odio a james, jajaja y que sorpresa lo de los gemelos jajaja, ¿me pregunto con cual se quedaria renesmee? jajaja y que lindo edward ya quiere a la niña como un padre lo amoooo te felicito hadelqui esta historia es preciosa
a mis hermanitas les agradezco por publicarla en su blog
saludos desde colombia

Anónimo dijo...

MUY BIEN MI NINA, VAS LLEVANDO MUY BIEN LA HISTORIA NO TIENES IDEA DE LO QUE CAUSA EN MI,YA TE HE COMENTADO QUE PASE POR ALGO PARECIDO Y GRACIAS A DIOS MI HIJA CUMPLE 19 ANOS EL 16 DE NOVIEMRE Y NUNCA NECESITE DE EL PARA SACARLA ADELANTE Y EN CUANTO A JAMES SOY DE LAS QUE OPINAN QUE TODOS TIENEN DERECHO A UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD (SOLO UNA) Y A JAMES BELLA LE DIO DEMASIADAS, TIENE QUE DEJARLO Y PUNTO, TU NO TIENES IDEA DE LOS CASOS AQUI EN MI PAIS IGUALES O PEORES A ESTA TU HISTORIA Y POR DESGRACIA SON LOS NINOS LOS QUE ESTAN PAGANDO LAS CONSECUENCIAS, GRACIAS Y CUIDATE, ESPERO LEERTE PRONTITO, BESOS, LOQUIBELL

Elmi dijo...

:o!!!! El nombre de Jake y Seth hijos de Rose y Emmet fue mundial!!!!!!! Me encanta tu imaginacion....
Pienso que la historia de Edward y Bella siempre va a estar bien unida, deberia ir sanando todo este dolor con Edward como amigo; y si mas adelante deberian pasar las cosas entre ellos...
Aunque un besito o algo asi... no seria malo... o si???
Bueno espero que continues con tu linda historia... estare super pendiente...

FIRMAS!

Firmemos todos para que S.M. escriba Sol de Medianoche:D
Pincha AQUÍ para firmar.