ACCIDENTALMENTE ENAMORADOS



 CAP.2: Los Cullen.

Salimos del aeropuerto hacia la zona de los coches. Me habia impresionado Carlisle, no era como me lo esperaba. A decir verdad, me esperaba a un hombre mayor, medio calvo y con una enorme barriga de cervecero. Pero para mi sorpresa me habia encontrado con un hombre totalmente distinto.

Carlisle se dirigio hacia un Mercedes. Era precioso, me encantaba. Me daba la impresion de que esta familia tenia que tener dinero. Ese pensamiento me dirigo hacia el dinero que yo ahora poseia. Pero no queria el dinero, queria de vuelta a mi padre. Me quedaria pobre si con eso pudiera estar de nuevo con el, pero sabia que era imposible. Se me formo un nudo en la garganta y pequeñas lagrimas surcaron mis mejillas. Todo habia sido tan de repente... Carlisle se giro hacia mi. Parecia haberme escuchado, aunque no tenia idea de como. Dejo las maletas en el suelo y se acerco a donde yo estaba, unos cuantos pasos detras.
-Bella, estas bien?
-Si - dije con la voz rota - es solo que es duro perder a una persona a quien amas, y mas de repente. No se como ha podido pasar. - dije hundiendome en el llanto.
- No te preocupes. Tu no correras peligro con nosotros, no puedes creer cuan ciertas son mis palabras pequeña.
Solo asenti con la cabeza. Carlisle me daba mucha confianza y eso me hacia sentir mejor.

Entramos en su Mercedes y nos pusimos rumbo a lo que yo creia, seria su casa. Tenia cierta curiosidad en verla ya. Tambien queria ver a sus hijos, ya que me habian informado de que tenia varios. Nos metimos en la autopista, rumbo a Forks. Por los letreros de la carretera, solo quedaban pocos kilometros. Me quede mirando el paisaje. Tan distinto a donde yo vivo, mas bien vivia antes... Todo aqui era de un color verde intenso. Cada rama, cada tronco, todo. Este clima seguro que era frio. Me di cuenta de que mi ropa era para cuando hacia mas calor, asi que no me serviria. Deberia ir a un centro comercial en cuanto antes mejor. Pero pensar en eso me recordo otro inconveniente. No tenia carnet y tampoco coche. Era hora de usar mi dinero, aunque no conocia este lugar.
- Bella, te importa que paremos en un restaurante y nos llevemos comida? Esque ya son las 9 y nosotros, en fin, ya hemos...comido.- dijo aunque lo ultimo lo dijo como dudando, cosa que me extraño.
- Claro Carlisle, no me importa. La verdad esque no quiero ser una molestia.
- Genial. Pero Bella, tu no vas a ser una molestia pequeña. Te querremos como a nuestra hija, aunque se que nunca lo podremos sustituir, ya sabes...
- Si, claro - me gusto eso que me dijo. Iba a ser querida, y aunque no fueran como mis padres, lo intentarian. Cada vez tenia mas seguro de que esta familia tendria que ser maravillosa.

Llegamos a una pizzeria y entramos. El olor de la comida me llego y aspire profundamente, exalando el maravilloso aroma. En ese momento sono mi tripa y Carlisle me miro sorprendido. Esta segura de que no habia sonado tan alto como para que lo hubiera escuchado... Puede que me estuviese volviendo loca.
-Hola, que desean?-dijo el dependiente. Un chico de unos 17 años, alto, pelirrojo y con unas bonitas pecas. Era bastante guapo.
-Mmm, una pizza con jamon solo, por favor - dije sonriendole.
-Em claro, en seguida - y se fue.
Mire a Carlisle. Estaba mirando las mesas y la comida. Podia ver su calmado y sonriente rostro, pero se le notaba una pizca de asco en sus ojos. Puede que no le gustara la pizza.
Creo que estoy imaginando cosas, primero la cara sorprendida, ahora la de asco... yo estaba segura de haberla visto, ya que era muy perceptiva, pero se me hacia raro.

El chico se acerco con una pequeña caja, en la cual estaria mi pizza. Olia delicioso, ya tenia hambre. Me la comeria ahi en medio, pero no iba a quedar muy bien.
Por el rabillo del ojo vi como Carlisle sacaba su cartera dispuesto a pagar. Pero eso no lo permitiria, asi que le detuve.
-No Carlisle, yo lo pago. Ya sabes, no quiero causar molestias.-dije indicandole la cartera con la mano izquierda mientras con la derecha me sacaba mi monedero de mi bolsillo trasero.
-Bella, no hace falta. No tienes porque pagar nada, para nosotros no es ningun gasto, no te preocupes por el dinero...
-De eso hablo yo, ahora me pertenecen millones Carlisle. No voy a permitir que pagues tu una insignificante pizza que me la comere yo. - dije y le entregue un billete al camarero. Este me miro sorprendido ya que le habia dado uno bastante grande.
-Mmm, ahora vengo, esque no hay cambio suficiente aqui... - dijo y se marcho hacia la caja que habia a los pocos metros.
-Bella, en serio, tendras que acostumbrarte a tener un trato como si fueras nuestra hija. Solo te aviso - dijo dandome una radiante sonrisa.
-Mucgas gracias Carlisle, no sabes lo que eso significa para mi - dijo mientras una lagrimilla traicionera se corria por mi mejilla.
-De nada pequeña.
Sonrei a Carlisle y el camarero carraspeo para llamarnos la atencion, ya habia conseguido cambio.
Yo solo cogi y le di una buena propina, lo unico que queria era comer esa deliciosa pizza, encerarme en una habitacion y desahogarme si hacia falta.
-Lo siento, pero esque no se ven uno de esos muy a menudo. Que aprobeche.
-Gracias, hasta luego.
Salimos de la pizzeria y nos dirigimos al Mercedes, esta vez me subi delante. Cada vez sentia mas simpatia por Carlisle. Algo me decia que era un hombre de respetar y un ser muy querido.

En 5 minutos que se me hicieron interminables, en los cuales no dejaba de sonar mi tripa, nos metimos por un camino desviado de la autovia. Era una especia de senda por el bosque. Si hubiera conducido yo, seguro no la hubiera encontrado.
Poco a poco fuimos adentrandonos por el camino. Alrededor solo habia un espectacular bosque. Todo verde, con coloridas flores, alegres pajarillos, todo era perfecto.
Mi vista viajo hacia delante cuando deslumbre una enorme casa. Era blanca de tres pisos enormes. Era elegante, antigua y moderna al mismo tiempo. Me quede sin palabras, parecia una casa sacada de las peliculas. Tenia un precioso porche, en el cual cuando me fije, habia seis personas a la sombra. Ellos deberian ser el resto de la numerosa familia.
Repentinamente, me sentia sumamente nerviosa y me sudaban las manos. Y si no era aceptada aqui? A donde iria? Y si no era como esperaban?
Carlisle aparco y baje. Me dio una sonrisa, dandome apoyo. De repente, me sentia extrañamente tranquila. Como si una ola de paz me hubiera llenado entera. Con la cabeza baja por la vergüenza, me dirigi detras de Carlisle hacia el porche.

De repente, senti unos frios brazos abrazarme y levante la cabeza sorprendida.
-Lo siento...- dijo retirandose una hermosa mujer, que ahora tenia cara de culpable - no queria incomodarte, es solo que se por lo que has pasado. Aqui estaras bien, te lo prometo Bella.
-G-Gracias - dije mirandola a sus preciosos ojos caramelo, iguales a los de Carlisle - no pasa nada, es solo que mi madre murio y no esperaba esta reaccion, lo siento.
- No pasa nada bonita, yo soy Esme.
- Encantada señora Cullen.
- No, no, no no me digas eso por favor, solo Esme - yo solo le sonrei. Ella era otra persona la cual me habia caido bien. Me inspiraba confianza.
-Eso sino se creera vieja, cosa que te aseguro que no es. Bienvenida Bella... - dijo un enorme muchacho viniendo hacia mi, era enorme, daba miedo. - Tranquila, no te hare daño, soy Emmet- dijo riendose.
- Si, y yo soy Rosalie. Llamame Rose por favor. Mucho gusto Bella - dijo una rubia preciosa con una sonrisa radiante mientras cogia la mano de Emmet. Ella era la tipica mujer con la que al lado suya te sentias insignificante.
- Me alegro de conoceros.
-Hola! Por fin llegastes, que ganas de conocerte - dijo una aguda voz como las campanillas. Al girarme me encontre con una pequeña muchacha de color negro, tambien guapisima, al igual que todos. - Seremos grandes amigas Bella - dijo mientras me abrazaba. Esta vez devolvi el abrazo, ahora ellos eran lo mas cercano que iba a tener a una familia. - Soy Alice, y este es Jasper mi novio. - dijo señalandome a un chico que venia detras de ella y que me saludo con la mano y una sonrisa.
-Encantada Alice, Jasper - dije con una sonrisa.
-Solo falto yo, soy Edward,encantado - dijo una voz de terciopelo, era como el canto de los angeles. Me volvi y eso fue lo que vi, un angel mandado desde lo mas hondo del cielo. Un chico de un pelo cobrizo despeinado, unos ojos caramelos, sus facciones perfectamente simetricas. Me quede embobada mirandole. No fue hasta que Carlisle carraspeo que no quite la mirada de su hermoso rostro.
-Si, encantada, tambien.
Baje la mirada avergonzada y me ruborice.
-Bueno chicos, Bella ha tenido un dia duro. Tiene aqui la cena y se le va a enfriar. Asi que entremos, todavia tenemos que enseñarle su habitacion, aunque debo decirte que no esta arreglada. - dijo Carlisle avergonzado.
- De eso no te preocupes Carlisle, Bella dormira conmigo hoy, en mi habitacion. Mañana si quiere Bella, pordremos trabajar en su habitacion, decorarla, pintarla y todas esas cosas- dijo Alice dando saltitos.
- Perdonala. La duendecillos esta es una adicta a las compras y demas - dijo Emmet a mi oido. Me sobresalte ya que no le habia oido llegar. Pero despues empece a reirme al ver la mirada fulminante de Alice hacia Emmet y la sonrisa de suficiencia de este.
-Venga chicos, adentremonos. - dijo Esme.

Carlisle fue al coche a por la pizza, la cual se me habia olvidado gracias a mi repentino nerviosismo. Entramos a la casa y si por fuera era impresionante, por dentro mas todavia. No se podia describir. Sus paredes de blanco, sus altos techos, su suelo de porcelana... Esta familia tambien tenia dinero.
-Pequeña, vamos al comedor. Nosotros ya hemos comido, yo te acompañare - dijo Esme cariñosamente mientras me guiaba hacia dentro de un pequeño pasillo.
-Gracias Esme, por todo. Por aceptar que me quedar aqui y darme un hogar, por recibirme como lo habeis hecho, por tratarme como me habeis tratado, gracias de corazon. - dije abrazandola, esta vez fui yo quien tomo la iniciativa.
Ella ensequida me devolvio el abrazo.
-De nada cariño, ahora eres parte de la familia. Que no se te olvide.
Solo pude asentir y sonreir sinceramente. Nos sentamos en una preciosa mesa, la cual daba la impresion de no ser usada muy a menudo y me dispuse a comer. Esta noche seria interesante y mañana, tambien...

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Chicas, nuevo capituloo! Espero que os guste ya que me e esforzado mucho! Deje sus comentarios, son los que me hacen seguir!
Bella es muy perceptiva no creen? Jeje.
Que creeis que pasara? Un besote enormeeeeee!!!

4 comentarios:

irene dijo...

Bueno he leido los dos capis juntos, y me encanta la historia, ya estoy deseando que <bella y Edward tengan su primera charla, los comienzos amorosos son siempre los mejores, lo voy a disfrutar de verdad.
un beso princesa y publica pronto, y ya sabes no te olvides de my playboy, que esa hictoria me tiene enganchadita total, el otro dia soñe con ella y todo, jajajajaja

hasta pronto, espero.

irene/esperado anochecer
por cierto tengo capis nuevos, pasate si quieres

Maryu dijo...

Hayy me encantaaa esta historia, ya quiero leer mas de ella, porfa sube mas capis, me gustaria saber la impresion que tuvo edward cuando vio a bella.
me enntantaaa

muchos saludos

Anónimo dijo...

es..muyyyyyyy...interesante..continuaasi...me encanta la...historia

catherina dijo...

me encanta la historia...besos...

FIRMAS!

Firmemos todos para que S.M. escriba Sol de Medianoche:D
Pincha AQUÍ para firmar.