Mi Playboy

Hola chicas, aqui 4 capi^^ y tambien primer lemon de la historia. Debo decirles que es el primer lemon que hago, asi que nose si lo hice bien. Dejenme sus coments, eso me tranquilizara. Besos y espero que os guste!!




CAP.4: Primera vez.


 Se dirigia hacia mi. Me quede petrificada al verlo, este no era mi desconocido... o si? Era realmente hermoso, no se podia describir. Tenia un pelo color cobrizo precioso y despeinado casualmente, unos preciosos ojos verdes intensos que me resultaban familiar, una hermosa sonrisa, su rostro era perfecto, el era perfecto. Se movia con gracia hacia mi, mi corazon iba a mil por hora. Si con este hombre iban a ser mis extrañas vacaciones, las aceptaria encantadas, es mas estaria todo el tiempo con el. Solo esperaba que yo le gustara. Yo era modelo, por eso todo mi dinero. Asi que esperaba que le gustase mi cuerpo, ya que yo tenia la certeza de que a mi me encantaria el suyo.
-Hola, tu eres... - dijo sonriendome torcidamente, esa sonrisa me encanto, hizo que mi corazon se parase por unos segundos para despues bombear freneticamente.
-B-Bella, encantada -  dije nerviosamente, era increible lo que este hombre me habia causado con solo sonreirme.
- Igualmente. Que te parece si nos vamos? Ya sabes... has cenado?
-Si - menti porque no tenia hambre.
- De acuerdo, vamos.
Nos dirigimos a su coche y hizo algo que no estaba acostumbrada a presenciar. Me abrio la puerta del copiloto, yo me sonroje enseguida y entre. Esta noche seria muy interesante con este hombre.
Entro al coche y me acorde de que no sabia su nombre, se me habia olvidado preguntarselo de lo nerviosa que estaba antes.
- Bueno, sabes como me llamo, pero...como te llamas tu? - dije curiosa, este hombre era maravilloso.
- Edward, me llamo Edward - dijo sonriendome y mirandome a los ojos. Me quede mirando ese precioso verde y me perdi en sus ojos, no se si pasaron segundos o minutos, pero el tiempo no me parecio suficiente.
- Bueno vamonos.
- Y.. - dije nerviosa, sabia lo que pasaria esta noche - a donde vamos?
- A una suite de un hotel...espero que no te importe que haya escogido el lugar sin consultartelo, pero creo que te gustara - dijo torcidamente. Mi corazon de nuevo volvio a galopar.
- No, no me importa - dije bajando la cabeza, me habia vuelto a sonrojar.
Edward conducia como un loco, si supiera que mi padre era policia... pero, que hacia yo pensando en mi padre? Edward solo iba a ser objeto de mis vacaciones, por muy egoista que suene es asi, no va a haber lugar en que mi padre lo conozca. En 10 minutos estabamos en frente de un hotel llamado Lemon. Habia oido hablar de este hotel, era el mas caro de las afueras de Forks, aunque yo me lo hubiera podido permitir... Edwars se bajo y volvio a abrirme la puerta con una sonrisa y un brillo especial en los ojos que no supe identificar. Cuando salimos, nos dirigimos hacia el hotel en un silencio nada incomodo. Realmente, me sentia bien en su compañia, y eso que era un completamente desconocido para mi.
Entramos al hotel y me encanto. Estaba decorado como un palacio. Tenia altos techos con grandes lamparas colgando, las paredes pintadas de blanco y el suelo de algo parecido al marfil hacia que se viera todo muy elegante. Tendria que invitar a mis amigas algun dia a este hotel...
-Subamos, nuestra suite esta arriba del todo.- dijo mostrandome la llave - me permites? - dijo indicando su brazo izquierdo.
- Claro - como me iba a resistir a cogerle el brazo? Si este hombre me encantaba. Me sorprendio una corriente electrica que me atraveso cuando estuvimos en contacto. Viajo desde mi brazo todas partes de mi cuerpo, era algo que no habia sentido ni con Jake... Mientras ibamos al elevador, nos mirabamos a los ojos. Me encantaba su mirada, tan natural...seguia pensando que me resultaba familiar, aunque no sabia de que.
- Listo - dijo cuando llegamos al ultimo piso, repentinamente, me empezaron a sudar las manos y me temblaban las piernas. Y si yo no le gustaba?
Abrio la puerta y me indico que pasara. La suite era enorme. Estaba dividida en dos partes, una habitacion con una cama doble y un espejo de cuerpo entero y un salon, con una televioson plasma y unos sofas hermosos. Dentro de la habitacion tambien estaba el baño.
- Es..preciosa...- dije maravillada.
- Me alegro, ponte comoda.
- S-Si - el nerviosismo me hizo una jugarreta y tartamudee, cosa a la que el me sonrio y fue hacia lo que supongo seria el mueble bar.
Di una vuelta por el salon. Era hermoso, tambien muy elegante y acogedor. Cuando me di la vuelta, me encontre a un Edward sin la chaqueta que llevaba antes, tenia las mangas de su camisa blanca remangadas y estaba agachado frente una pequeña nevera. Me estaba dando una completa y maravillosa vista de su bonito trasero. Me quede alli mirando con una sonrisa boba en el rostro. Si este hombre era perfecto vestido, sin ropa...wow, y encima lo tendria durante una semana entera.
Ates de que me pillara mirandole el trasero, decidi ir al baño a ponerme comoda, tal como el habia dicho. Quite los ganchillos de mi cabello, y me quite el vestido. Rose me habia comprado un juego de lenceria azul electrico que compro con Alice para la ocasion. El conjunto era minusculo. Encontre una bata detras de la puerta y me la puse por encima y la anude. Cuando sali del baño me dirigi al salon. Alli, sentado en un sofa individual, se encontraba Edward. Quede sin aliento. Se habia quitado completamente su camisa y podia apreciar su buen formado y tonificado pecho, sus musculos y abdominales, sus hombros, su cuello... Creo que empece a hiperventilar ya que Edward me miro sorprendido por mi repentina aparicion.
- Quieres champange?- dijo ofreciendome una copa.
- Si, gracias - la tome y empece a beber.
- No hay de que.


EDWARD POV


Mi hermana, Alice, me habia dicho que era guapisima. Pero yo no la describiria asi, cuando la vi fuera del club, quede hipnotizado por su belleza. En ese momento no habia nada de arrepentimiento en la idea loca de Alice y Rose, me resultaba de lo mas apetecible. Llegamos a la suite y le ofreci champange, no queria empezar directamente, no queria ser grosero, yo seria un caballero con ella en todo lo que me fuera posible. Ahora mismo no solo tenia ganas de poseerla, que eran muchas, sino que tenia ganas de conocerla, su personalidad, su pasado, sus gustos, sus sueños...todo de ella.
Me acepto la copa y brindamos. No sabia si dar ya el siguiente paso. Ella estaba enfrente mia y fue cuando cruzo las piernas que me di cuenta que solo tenia una bata puesta y debajo tendria su ropa interior. Su pierna estaba descubierta, eso casi me puso, estaba bien torneada, perfecta.
Terminamos el champagne y fui al baño. Busque en mis bolsillos, tenia varios condones, perfecto. Me refresque la cara con agua fria y me mire en el espejo. "Puedes hacerlo" me repetia una y otra vez infundiendome valor.
Sali de la habitacion y Bella ya no estaba alli, asi que se encontraria en la habitacion. Eso se me antojo divino, por fin estariamos a solas, que era el fin de esta loca idea de mi hermana y Rose. Aunque ellas pensaan en que tal vez me enamoraria de Bella.

Cuando entre a la habitacion, estaba Bella tumbada en la cama, boca abajo y sin la bata. Mi miembro se puso erecto al instante. Tenia un diminuto tanga azul electrico, mi color favorito, y unas ligas que viajaban por sus muslos. Esta mujer era gloriosa. Carraspee y se volvio hacia mi.
- Bonita vista - dije pasando los ojos por su divino cuerpo, ella se sonrojo.
- Gracias supongo, desde aqui tambien la hay muy buena - dijo recorriendome de arriba a abajo, eso me hizo sonreir como un bobo.

Me acerque a la cama y me tumbe como ella estaba. Yo no estaba muy comodo boca abajo por mi ereccion, pero no queria ser grosero. Ella tarareaba una desconocida cancion para mi, pero sumamente hermosa. Cuando la mire a la cara, con la luz de la habitacion, pude apreciar su rostro mejor. Sus ojos del azul mas precioso me miraban con fuego, su nariz perfecta, sus labios carnosos y rosados, su pelo caia ondulado por sus costados. Baje la vista por su pelo y vi un sosten que llevaba. Podia ver sus pechos bien formados que me llamaban a probarlos. Mi ereccion crecio y dolio al mismo tiempo, necesitaba sentirla ahora. La mire fijamente a los ojos, ella tambien me miraba. Parecian unos imanes que me llamaban y lentamente me fui acercando a ella. Hasta que nuestros labios se juntaron, en solo un roce. Pude percibir la gran corriente de deseo que me inundo por todo el cuerpo. Ella abrio la boca dandome paso hacia su lengua. Nos movimos en total sincronizacion, como si supieramos los movimientos que iba a hacer el otro. Sabia de maravilla, no queria dejar de probar su sabor nunca jamas, lo necesitaba.

Ella se enderezo y separo nuestras bocas. Cogi aire pero me irrite, quizas ella no habia sentido lo mismo que yo. Pero lo que hizo despues me indico que si, habia sentido lo que yo.
Ella me giro y quede boca arriba, lentamente abrio sus piernas y se poso encima mia. Seguro habria notado mi ereccion ya que empezaba a rozar sus caderas con las mias. Volvio a unir nuestros labios y yo gustoso acepte. Era como si mis labios tuvieran su lugar aqui, en su boca. Empece a acariciarle los brazos y ella gimio en mi boca y empezo a rozar nuestros sexos por encima de la ropa. No pude contener el gemido que salio de mi garganta. Sentia un gran deseo por hacerla mia.
Rompimos el beso y se dirigio a mi cuello. Fue recorriendo mi torso con su tibia lengua. Depositando humedos besos y pequeños mordiscos que me hicieron jadear.
Yo aproveche y le fui quitando su sosten por detras. Ella termino de quitarselo y vi sus perfectos senos. Sin pensarlo dos veces gire en la cama para quedar encima suya y dirigi mi boca hacia ellos. Lami, mordisquee y bese cada uno mientras con mi mano masajeaba el otro. Ella gemia de placer. Ya era hora de dar el siguiente paso. Sus manos ojos bajaron hacia mi ereccion, aunque todavia tenia el pantalon y se relamio los labios. Cosa que me hizo desearle mas. Sus manos viajaron hacia el cierre de mi pantalon y los abrio. Ayude a sacarme los pantalones, pero todavia tenia el molestro boxer. Cuanto me hubiera gustado no habermelo puesto hoy. Sus manos se fueron directa a mi notoria ereccion y se metieron por dentro del boxer. Fue acariciando mi miembro, yo estaba en las nubes, tenia la respiracion cortada y un escalofrio me recorrio todo el cuerpo.
Quite su diminuto tanga dejandola completamente desnuda. Era perfecta, una diosa deberia decir. Quite mis boxers mientras admiraba sus curvas. Esta mujer me volvia loco. Junte nuestros sexos pero solo rozandose, queria hacerle esperar, hacer todo lento disfrutando de cada detalle.
Lleve una de mis manos a su centro. Esta muy humeda y eso me hizo sonreir. La mire a la cara mientras empezaba a acariciar su punto debil. Estaba levemente sonrojada, me miraba con los ojos llenos de deseo, como estarian los mios seguramente. Empezaba a emitir deliciosos gemidos y entonces supe que habia llegado al orgasmo, y solo con los movimientos de mis manos. Me lleve mi mano a la boca y la saboree. Era lo mejor que habia probado en mi vida.
- Por favor, no esperes, haze mia- rogo con la voz ronca, cosa que se me antojo de lo mas sensual - ahora.
Asenti y empece a moverme dentro de ella, era genial como se sentia, tan humeda. En la habitacion solo se escuchaban nuestros gemidos y jadeos y tambien el choque de nuestros cuerpos.
No habia disfrutado tanto con ninguna mujer en mi vida. Me apodere de sus labios y comenzamos una danza con nuestras lenguas inigualables. Justo en ese momento supe que iba a llegar y ella tambien ya que cerro sus paredes. Llegamos juntos al mismo tiempo, mientras gemiamos en la boca del otro para no gritar.

Sali de ella lentamente y me puse a su lado. A los varios segundos, tenia mas o menos la respiracion controlada y mi corazon habia dejado de galopar freneticamente.
- Eres unica, Bella.
- Y tu, Edward, lo eres mas todavia - dijo acercandose a mi rostro para volver a besarme. Entonces supe que esta no seria la unica vez que tendriamos sexo esta noche. Seria la primera, si, pero no la unica...

5 comentarios:

irene dijo...

Como se te ocurre publicar un capitulo asi, sin dejar una ducha debajo de el,jajaja
aaaayyyy.....que calor.....
Espera.... que me recupere un ratito......
Nena, especial, si, sin palabras me has dejado, los lemon se te dan de miedo, aunque miedo no es lo que le ha metido Edward a la pobre chica, jajajaja

Bueno ahora en serio me encanto, no has decepcionado en absoluto a mi pobre cabecita, ha sido un capi perfecto, y aunque se que soy un cansancio, no puedo dejar de decirte que no te tardes en seguir fabricando mi heroina, please, que luego el mono es insoportable, ajajaja

Un beso de los grandes guapa

wildrenlagos2002 dijo...

esto estuvo de miedo,magnifico, que emocion transmite... quiero un Edward asi woooow. segui escribiendo nena felicidades buen ficcccccccc hasta el proximo capitulo que ojala sea prontooooooooooo

Anónimo dijo...

OHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH QE WEN CAPITULO ME ENCANTAN LOS CALENTITOS AJJA
TE ENCONTRE POR EL BLOG KOKORO AJAJ
ME ENCANTO TU BLOG LO LEO Y SE ME MOJA TODA JAJA BUENO
AHORA QEDE HECHA FUEGO
TE CUENTO QE DESPUES DE LEER ESTO SIEEEEEEEEEMMPRE ME MANSTURBO ES ALGO QE NOPUEDO DEJAR DE HACER
EN FIN SEGUI MAS Y CCCCCCCCCCON MAS PASIONNNNNN :D QE ESTAN GENIALES

Ana Cullen dijo...

Chicas! no puedo creer que os guste tantooooo! Si esque me haceis la mas feliz:D ya mismo publico otro, pero esque tambien estoy escribiendo las otras historias, por eso me tardo V.V Un beso, os quieroooo!

Ariusk dijo...

Ahh jeje pues para ser el primer Lemmom te quedo muy bien!! vamos a ver q tal le va a estos dos ahora!!

FIRMAS!

Firmemos todos para que S.M. escriba Sol de Medianoche:D
Pincha AQUÍ para firmar.