Despedida de Soltera


Segunda Parte

Oh no! Que hacian estos tres hombres en MI habitacion? Y como es que habian entrado, si habia cerrado con llave? Maldita sea la hora que acepte venir a este lugar con las chicas. Esto era la cosa mas vergonzosa que me pudiera pasar en la vida. Ademas, sus caras me eran familiar. Ellos eran tres de los chicos que hicieron los streep-teese, TIERRA TRAGAME!

-Bueno chicos, me voy - dijo el grandullon despidiendose - voy en busca de una diosa rubia - salio de la habitacion. Seguro que se referia a Rose, entre ellos se habian cruzado varias miradas.

-Si, ejem, yo voy a por la pelirroja, baila muy bien, adios - el chico moreno salio riendose a carcajadas, iria en busca de Tanya, que locura.

La habitacion se sumio en un incomodo silencio. En cuanto me miro a los ojos, quede helada. El era el dios de ojos verdes, con el que habia bailado en el escenario. Sentia mi cara arder, no podia ser verdad.

El hermoso chico me miraba con ojos bien abiertos. Posaba su mirada en cada parte de mi cuerpo. Me senti intimidada. Yo estaba semi desnuda, el estaba completamente vestido. Esto era incomodo. Institivamente me lleve el resto de la copa de champgne a la boca, necesitaba el alcohol urgentemente. Era una situacion bastante comica y a la vez avergonzante.

-Hola - dijo con voz ronca.

-Que haces aqui? Como has entrado? - me cubri con las sabanas, aunque el ya habia visto todo de mi cuerpo que estaba a la vista.

-Pues veras, tengo la llave. No sabia que ocupaban esta habitacion. Lo siento, me voy - dijo triste, lo pude ver en sus preciosos ojos.

-No - dije instintivamente, me sonroje al instante, el me miro sorprendido - mm, quieres champagne?

- Si, gracias. Dame tu copa, yo las lleno - le di mi copa y las lleno. Este hombre era maravilloso.

-Y como te llamas? - pregunte, esperaba que no le molestara mi curiosidad.

-Edward.. y tu eres? - me entrego la copa y se sento a mi lado, sentia una corriente intensa flotar en el aire.

- Isabella, bueno mejor llamame Bella, mi nombre entero no me gusta - dije nerviosa. Me lleve la copa a la boca y me bebi el contenido de un solo trago.

-Bella... hermoso nombre, al igual que tu - dijo y me acaricio la mejilla.

En ese momento una fuerza impresionante se apodero de mi y me empujo contra Edward. Fui directa a sus labios, con una pasion abrumadora. Bese sus labios y milagrosamente me dio acceso hacia su lengua. Él llevo el ritmo, me encataba. Su sabor era unico, adictivo. El llevo sus manos a mi cintura y las fue paseando por mis costados desnudos. Yo enrede mis manos en su cabello, conteniendo el deseo que me llenaba por dentro.

-Mmm, me encanta esta presentacion - dijo cuando se aparto de mi boca, yo me sonroje y me aparte, no queria pasar mas vergüenza - No te vayas. No creas que me puedes dejar asi sin mas.

Me jalo y volvio a juntar nuestros labios. En este apasionado beso pude sentir que el tambien tenia el deseo como yo, el me deseaba. Era la chica mas afortunada del mundo. Me sentia bien en sus brazos, segura. Lo acababa de conocer y ya le amaba. Esto era imposible, pero juraria que lo que sentia iba mas alla del deseo sexual que tenia hacia el. Rompi el beso por falta de aire, tenia que decir que habia sido maravilloso.

-Edwatd... y como es que tienes las llaves? - dije curiosa mientras le desabrochaba los botones de su camiseta.

-Pues veras, mmm, soy el...dueño de este hotel.

Me quede petrificada, el era el dueño, mas no me importo demasiado. Termine de desabrochar su camiseta y bese su bien esculpido pecho. Lentamente fue subiendo hacia mis senos. Los acaricio por encima del sosten, muy lentamente. Solte un gemido de puro placer, este hombre era unico.

-Mmm, Bella antes cuando entre...quiero que lo hagas para mi - dijo con voz mas ronca que antes. Asenti con la cabeza mientras el me quitaba el sosten dejando mis senos al descubierto. Antes de empezar le quite el pantalon y el boxer. Vi su enorme excitacion y eso hizo que me excitara mas de lo que estaba.

Como el habia pedido que hiciera, me lleve mi mano de nuevo a mi intimidad. Mas mojado que antes. Empece a acariciarme, frotandome. Esto era muy placentero, y lo hacia mas tener a un dios griego en frente mia. El tambien se estaba acariciando. El estaba disfrutando con mi actuacion. Segui lentamente hasta que iba a llegar al orgasmo, pero sus manos me detuvieron y no pude llegar. Lo mire enojada, eso no habia sido justo.

-Yo sigo - dijo dandome un tierno beso en los labios.

Lentamente se inclino hacia mi intimidad y poso sus humedos labios en mi centro. Beso toda mi intimidad mientras yo luchaba contra los gemidos. De repente, su mano cambio lugar con su boca. Empezo a frotar mi centro lentamente, me estaba torturando.

-Edward.. - gemi, no podia formar una frase coherente.

-Si querida? - dijo. Metio un dedo dentro de mi. Chille de puro placer. Lo vi sonreir e introdujo otro dedo en mi mientras con su pulgar acariciaba mi clitoris.

-Te nece-sito. Ahora - logre decir. En ese momento llevo sus labios a mi centro de nuevo, dandole un tierno beso a mi centro y succionandolo.

-Llega ya, hazlo para mi Bella - dijo con voz ronca muy sexy. Eso fue lo que hizo que llegara completamente. Fue un gran orgasmo.

El sonreia con orgullo. Yo solo sentia mi cara arder y mi cuerpo sacudirse. Lentamente me fui relajando y pude recuperar mi acompasada respiracion.

-Ahora, te toca a ti - dije empujandolo de forma en que el quedara recostado.

Fui desde sus labios, por su cuello, su pecho, su ombligo hasta llegar a su ereccion dejando besos humedos. Era muy excitante oir sus jadeos al sentir que yo lo tocaba. Tome posesion con mis manos de su erecto pene y empece a masajearlo de arriba a abajo, lentamente. Lo estaba torturando como el me habia torturado a mi. Estaba muy excitada y completamente mojada, sustitui mis manos por mi boca y empece a lamer y a succionar.

El se retorcia de placer. Me sentia orgullosa de ser la causante de su inmenso placer. Ahora mimso no podia creer que yo hubiera podido sobrevivir sin esto tanto tiempo, sin sexo. Siendo impaciente me cogio de los hombros y entro en mi sin aviso, solte un grito. Sus embestidas fueron al principio, despues se volvieron rapidas y mas placenteras.

No se escuchaba nada en la habitacion aparte de nuestros gemidos acompañado con el choque de nuestras caderas, que convertia todo mas excitante. Soltamos un grito al llegar al mismo tiempo a el mejor orgasmo de mi vida. Cayo agotado encima mia, mientras intentabamos relajar nuestra respiracion y nuestros latidos. Yo pase mi mano por su pelo, acariciando su sedosa textura. El me sonrio de manera encantadora, me dio un tierno beso en los labios y me recosto en su pecho, poniendome encima.

Mientras el me acariciaba la espalda y yo le abrazaba fuertemente de la cintura, nos quedamos profundamente dormidos con una sonrisa triunfal en el rostro. Tenia el presentimiento de que esto no habia sido solo sexo, de que seriamos amigos o algo mas...

2 comentarios:

kassi dijo...

meee encantoo n.n
deberias de aber echo un mini-fic
d eesta ideaaa estariaa WAAAA! haha
besos no vems

Ariusk dijo...

Apoyo a Kassi esto puede dar para mas jeej y me gusto mucho!!! Saludos!!

P.D q suertuda es la Bella

FIRMAS!

Firmemos todos para que S.M. escriba Sol de Medianoche:D
Pincha AQUÍ para firmar.