Habilidades paternales 101


La noche anterior fue en la que peor dormi. Ahora sabia por que Edward odiaba las noches, ¡Se hacian eternas! Dormi por una hora y despues comenzò a dolerme el costado del cuerpo. Me di la vuelta, pero uno de los tirante se clavaba en mi otro costado y no me atrevia a pedirle a Edward que lo arreglara nuevamente. A eso de las 2:30 finalmente me senté en la cama y juegué a las cartas con Edward, después escribimos el ensayo de la clase de salud y acomodé mi habitación. ¿Qué otra cosa podia hacer en mitad de la noche?
Finalmente alrededor de las 5:30 senti que podia dormir pero no estaba del todo comoda. Me di muchas vueltas con lo cual Edward se sentó en la silla ante el inmimente ataque de mi vientre. A las 6:40 me desperté para comenzar el dia. Edward se habia ido, probablemente para cambiarse para la escuela. Yo comencé a revolver las cosas en busca de algo para ponerme. Charlie estaba despierto y me oia romper cosas por la habitación.

"¿Bella? ¿Que es lo que estas haciendo? ¿Se rompio algo?" La cabeza de Charlie se asomó por la puerta.

"Lo siento papá, tiré la mesita de luz con mi vientre. ¡Tendria que venir con una etiqueta de precaucion o algo por el estilo!" el me sonrió y agitó su mano "Me tengo que ir Bella. Diviertete con Alice mientras compran y te veré mañana después de clases. Comportate. Bueno, obviamente, si te hubieras comportado no estarias embarazada…" al parecer le causó bastante gracia su broma ya que pude escuchar sus risas mientras se dirigia hacia su auto.

Concentrandome en mi closet, comencé a buscar que ponerme para ir al instituto. Tendria que haber un vestido que pudiera entrarme ¿verdad? Me puse uno por la cabeza y pasó por mi pecho de utileria hasta que se quedó atorado. El vestido era demasiado pequeño. Tiré con tanta fuerza para que entrara que ahora estaba atrapado en mi nuevo cuerpo. Estaba inclinada, tratando de quitarme el vestido por la cabeza cuadno le escuché.

"¡Buenos dias Bella! ¿Que es lo que te has echo?" la caballería habia llegado. Alice se estaba riendo ante mi problema.

Me volvi, enfrentandome hacia la direccion de la cual escuché la voz provenir, pero solo podia ver sus zapatos. "deja de reirte y ayúdame. Mi pecho se ha atascado en este vestido. Por favor ayúdame."

"Me ire mientras la ayudas." Escuché a otra voz decir.

"¿Edward eres tu?" ahora estaba mortificada. Me debia de ver fantastica, inclinada, con el trasero al aire y el vestido cubriendo mi cabeza.

"Si Bella, voy a ir abajo mientras Alice te extrae de ese vestido." Pude escuchar su risa.

"¡Sera mejor que corras o te lanzaré un corpiño! Entonces veremos quien se rie." Escuché la puerta cerrarse y las pisadas en la escalera.

"Bella, quedate quieta, esta atascado en uno de los ganchos de tu vientre. Espera un minuto, aquí vamos." Me mareé un poco cuando me puse de pie despues de haber estado de cabeza tanto tiempo. "Libertad..." fue todo lo que murmuré.

"Toma, ponte esto. Te entrará a la perfeccion. ¡Esta tarde compraremos mucha ropa de maternidad!" Alice comenzó a dar sus caracteristicos saltitos de emocion.

"Gracias Alice, esta perfecta como siempre." Saqué de la bolsa una blusa de maternidad color azul marino que tenia unas mangas abuchonadas y la tela era liviana, para que no tuviera demasiado calor. Me puse un jean y estaba lista para irme.

Alice me miraba desde la cama mientras me terminaba de arreglar. "Entonces…" se rio "Tuviste una noche interesante." Obviamente habia visto todo el tema del corpiño ni bien decidi que Edward me ayudase. Esperaba impaciente a que dijera algo.

"Interesante, si, supongo que eso lo resume todo. ¿Habias visto alguna vez a Edward ponerse tan nervioso?" tuve que reirme al recordar su inhabilidad. Me acomodé mi cabello rapidamente en una cola de caballo mientras hablaba con ella.

"No. Pero fue bastante entretenido." Sus labios estaban fuertemetne presionados como si tratara de no reir. Entonces su rostro se tensó. "¿Siempre tienes que leer mis pensamientos querido hermano? ¡Es bastante dificil tener una charla de chicas cuando estas espieando mis pensamientos!"

"¿No tienes que estar en algun lado, Alice?" parado debajo del marco de la puerta estaba Edward, obviamente habia estado escuchando nuestra conversación.

Enfadada con Edward, Alice se levantó de la cama y se dirigió hacia la puerta. "Diviertete manejando a la escuela, Bella. Hazle llegar bien tarde, por favor." Me miró por sobre su hombro y me dio un guiño. "Adios Edward. No te preocupes, cuidare de tu precioso Volvo." Le sacó su lengua meitnras salia de la habitación.
"Al menos yo tengo un auto." Le lanzó. Edward avanzó otro paso dentro de mi habitacion y me sonrió. "Buenos dias Bella, es bueno ver tu hermoso rostro al fin." Su mano se extendió y me acercó hacia él, besando gentilmente mi cabeza.

"Sera mejor que comas algo antes de ir al instituto o te quedaras dormida para el segundo periodo, casi dormiste en la noche." Me alzó en sus brazos y me cargó por la escaleras. Me miró confundido al ver que no me quejé. Para cesar su preocupacion, le sonrei y dije "No tengo energias como para pelear contigo hoy, ademas quiero ver mis pies por un minuto para asegurarme que los zapatos son iguales." Alcé mis pies en el aire para confirmar que los dos eran negros. "Si, son iguales. Gracias por la ayuda." Le besé la mejilla y gentilmente me dejó en la silla de la cocina.

Mientras comia el desayuno, Edward me dio las novedades de su casa sobre Ebay. Jasper se habia pasado toda la noche apostado a las demas personas por 1,00. Emmett estaba enfadado por que su Jeep recien iba por los 12,000. Rosalie era la unica que no estaba entrando en estado de panico aun. Aun nos quedaban quince minutos antes de salir para el institutto. Edward se giró hacia mi y dijo "Valla mira la hora, sera mejor que vallamos llendo.

Inmediatamente, miré al reloj. "Tenemos tiempo de sobra Edward ¿de que hablas?"

"Si mi amor, pero tu manejas hoy, en tu antigua camioneta, por todo eso estimo que el viaje nos llevara al menos media hora." Una gran sonrisa se dibujó en su rostro mientras se sentaba a mi lado. Le funcí el seño en respuesta "Muy gracioso Edward. Ahora hare que llegues realmente tarde..."

Desperdicié diez minutos buscando mi mochila y otros cinco tratando de buscar las llaces. Entonces, mientras caminabamos hacia el auto, me olvidé de cerrar la puerta y tuve que volver a hacerlo. Cuando finalmente consiguió meterme en el auto creyó que ya habia terminado, pero obviamente no. Iba a hacer que el señor puntual llegara tarde.

Mientras trataba de arrancar el coche 'accidentalmente' dejé caer las llaves al suelo y las pateé debajo de mi asiento. Me incliné y traté de recogerlas, pero mi vientre se quedó atrapado debajo del volante y le tomó varios minutos sacarme de alli y tomar las llaves de debajo del asiento. Estaba bastante molesto, puso las llaves en el contacto y arrancó el auto lo cual me hizo reir.

"Bella, vamos, ¡Aun yo podria hacer que llegaramosa tiempo a la escuela!" sonaba bastante exasperado.
Sabiendo que habia pasado los limites me puse a manejar hacia la escuela. Para cuadno llegamos al estacionamiento todos los alumnos estaban en clase. Estacioné la camioneta en un lugar libre que habia al lado del Volvo. Escuché a Edward exhalar abruptamente mientras salia de la camioneta. Aun estaba enojado. Esperé a que diera la vuelta y me ayudara a salir por la puerta. Tomé su mano pero finji un pequeño tambaleo y, obviamente, aterricé en sus brazos. Le di una sonrisa cariñosa. "Lamento haberte echo llegar tarde Edward. ¿Me perdonas?" sus ojos ya no estaban llenos de enfado, pero aun estaba molesto.

"No hay nada que perdonar, Bella. Esta bien." Trató y se fue caminando, pero no iba a dejarle ir.
"Por favor, no te enojes conmigo Edward. ¿Por favor?" sabia exactamente lo que estaba haciendo, pero aun asi el no pudo resistierse y lo sabia. La irritación de sus ojos desaparecio por completo y fue reemplazada con perdón. Se inclinó muy cerca de mi y susurró "¿Como podria enojarme con la madre de mi no existente hijo?" y luego me besó. Me olvidé de mi nombre, de donde estabamos y de cuan tarde se nos habia echo. Todo lo que sabia era que podrian haber pasado horas, pero no me importaba. Me habria quedado alli todo el dia, pero el se apartó de mi y me dejó deslumbrada y completamente atontada.

Complacido con si mismo, se rio y dijo "Hasta luego Bella, te veré en el almuerzo." Corrió hacia la clase dejandome atontada, admirando su hermosa forma de correr. Mis peticiones eran buenas, pero su 'deslumbramiento' gana nuestra pequeña competencia. En medio de la neblina emocional me moví hacia la clase donde fue recibida con un largo discurso sobre responsabilidad, cortesía y ser puntual.

El resto de la mañana me la pase escuchando historias sobre que sucedió con los otros chicos cuando llegaron a sus casas y les dijeron a sus padres que estaban embarazados. No todos los padres habian sido tan tolerantes como Charlie, varios de ellos resultaron castigados por sus bromas. Tambien descubrí que Charlie no fue el unico en golpearse con el suelo, eso definitivamente le haria feliz.

Mi falta de descanso se hacia mayor a medida que se acercaba el almuerzo, moria por ingerir algo de cafeina. Edward no me habia esperado despues de clase asi que esperaba que no siguiera enfadado por hacerle llegar tarde- la cafeteria se veia divertida con tantos vientres falsos dando vueltas por alli. Las cosas se caian por todas partes cuando las bandejas rebotaban contra los vientres, o cuando las chicas se sentaban en sus mensas y sius vientres rebotaban contra la superficie, haciendo que sus almuerzos volaran hacia los vecinos.
Tres chicas salieron llorando de la cafeteria antes de que alcanzara la maquina expendedora. Miré hacia la mesa de los Cullen y vi a Edward sentado, hablando con Jasper. Me agito su mano y sonrio, supe que no estaba enfadado conmigo. Eso me hizo sentir mucho mejor. Puse las monedas en la maquina y estaba a punto de presionar el boton para una coca cuando una pequeña mano apreto el de agua mineral. "¿Qué diablos haces?" me di vuelta rapidamente, encontrandome con Alice sonriendome.

"Bella, no puedes tomar coca, tiene mucha azucar y cafeina. Eso no es bueno para el pequeño Eddie o cuando estas embarazada, el agua mineral es la mejor opcion." En su mano noté un libro 'Que esperar cuando estas esperando' lo tenia abierto en la pagina de nutrición para el embarazo.

Dandole una mirada, tomé el agua mineral de la maquina y marché hacia la mesa. Me senté a un lado de Edward y fruncí el ceño "¿Quién le dio el libro? ¿A quien debo agradecerle por esto?" Edward apuntó a Jasper quien me enviaba olas de tranquilidad.

"Lo siento Bella. Creo que le resultaria un interesante material de lectura. No tenia idea de que iba a usarlo para torturarte. ¿Quieres que coma algo como castigo?" sonaba tan serio cuadno lo dijo que tuve que reirme

 "No Jasper, no te obligare a que comas nada esta vez…" dije con una sonrisa.

Una bandeja fue acomodada frente a mi, cortesia de Alice. En ella habia una ensalada de espinaca el cual supuse que seria sin adhereso que contuviera algun tipo de grasa. Tambien habia una manzana, jugo de naranja, unas pechugas de pollo grillé, un vaso de leche, on chocolate negro y uno blanco.

"Bueno revise todo el libro y las mujeres embarazadas necesitan ingerir mas hierro, asi que traje espinaca, vegetales para mantenerte regular…" justo entonces Emmett comenzó a aullar. "el jugo de naranja tiene acido folico, el pollo proteinas y la leche para el calcio. No estaba segura si te gustaria el chocolate negro o blanco asi que traje de los dos." Tenia una expresion de conformidad en su rostro mientras repasaba todo.

Me volví hacia ella, apoyé ambas manos sobre sus hombros y fimemente dije "Alice, sabes que no estoy embarazada de verdad ¿Cierto?" ella asintió con su cabeza "¿Entonces por que tengo que comer todo esto? ¡Aun si lo quisiera no podria! Y odio la espinaca…¿Esos son guisanntes? YUCK." Estaba llorisqueando para cuando termine.

"Bien, si no quieres comer saludablemente y cuidar de ti y del pequeño Eddie, simplemente lo tirare." Alice tomó la bandeja pero la sujeté por la esquina antes de que fuera tarde. Era bastante buena para hacerme sentir culpable y lanzarme la culpa de la salud del ficticio Eddie era un golpe bajo. Saqué el pollo, la manzana y la leche.

"Espera Alice, comere esto, pero la ensalada debe irse."

Rosalie gritó repentinamente "¡JA! Paguenme chicos, yo gané." Extendió su mano hacia Edward, Jasper y Emmett y todos le dieron 20. Tenia una mirada triunfante en su rostro. "Gracias Bella. te compraré algo bueno esta tarde con mi ganancia."

Sabiendo que me habia perdido de algo, me volví hacia Edward por respuestas. "¿Qué apostaron esta vez?"
"Nada malo, solo apostamos cuanto comerias de lo que Alice te traeria. Jasper dijo que solo comerias la ensalada y el jugo de naranja. Emmett apostó que comertias todo. Rosalie apostó por el pollo y la manzana."
"¿Y por que apostaste tu?" pregunté sospechosamente.

Sus ojos inmediatamente se fijaron en la mesa. Debia de ser algo malo si le tomaba tanto tiempo en contestar. Sabiendo que estaria en problemas, dijo con tranquilidad "aposté que te enfadarias, levantarias de la mesa y tirarías la bandeja al suelo con tu vientre. Lo siento amor."

"Y pensar que iba a dejarte manejar a la escuela mañana…oh bueno, lo arruinaste." Eso llamó su atención. Su ceño se frunció. Sabia que solo lo decia para molestarle, pero aun asi se lo creyó. Le sonrei mientras comia mi manzana.

El almuerzo terminó y el resto del dia pasó sin mayores incidentes. Me encontré con Edward en mi casillero al finalizar el dia y nos dirigimos hacia el auto. "Toma, tú eres el de la super fuerza, lleva esto por mi." Le lancé todos mis libros.

"Mi espalda humana se esta quebrando y necesito ahorrar fuerzas para ir de compras con Alice." El pasó su brazo alrededor de mi cintura y comenzó a frotarla mientras nos dirigiamos a la camioneta.

"¡Bella, dale a Edward tus llaves para que podamos irnos!" dijo Rosalie mientras abria la puerta del Volvo.

"Sera mejor que cuides de mi camioneta Edward. Si le haces daño a la bujía por forzarle a acelerar lo lamentarás. Y tampoco te dejaré comprarme un auto nuevo, me tendrás que llevar a la escuela todos los dias, ¿entendiste?" él asintio con su cabeza, sabiendo que hablaba muy en serio. Le di las llaves y un beso "Te vere mas tarde...si sobrevivo."

Alice se metió al asiento trasero y me dejó acomodarme en el de copiloto, al lado de Rosalie. "Y tu Rosalie cuida de mi auto o todos vendremos mañana al instituto en la camioneta de Bella." amenazó Edward mientras cerraba mi puerta.

Rosalie miró a Alice y le dijo algo a velocidad vampirica. Se volvió hacia mi y dijo "Bella, tienes puesto el cinturón de seguridad, ¿verdad?" sabia por el tono de su voz que tramaba algo.

Edward estaba comodando mis libros en la parte trasera de la camioneta y se giró rapidamente "Rosalie…" fue todo lo que pudo decir antes de que escuchara la friccion de las ruedas y el auto saliera a una velocidad poco razonable. Lo acomodó en la calle y salimos del estacionamiento, dejando las marcas de las ruedas detrás de nosotras.

Alice estaba aplaudiendo. "Rosalie, eso fue genial. Oh- creo que tendras que subir la apuesta de tu auto cuadno lleguemos a casa. Va a hacerte pagar esto…"

"¿A quien le importa? ¡valio la pena!" rió Rosalie. Su mano se extendió para plamear mi pierna "¿Estas bien Bella?"

Con toda la adenalina bombeando por mis venas me sentia mucho mejor y mas despierta. "Estoy bien Rosalie. ¡Vamos de compras!"




CAP 8 :Buena nutrición

6 comentarios:

maryuri_nature dijo...

hay que chevere capi, jaja y pobre edward lo hicieron llegar tarde jajaja ojala aumente mucho la oferta por el auto de rosalie jaja me encanto el capi
chicas saludos desde colombia

..//((^aLexcullen^))//::.. dijo...

oh!!! creo que rose si la conoce jajajaja pobre señor puntual jajajaja
pobre de el pero del volvo eso fuer genial jajaja ya me imagino la cara de ed cuando las vi salir jajaja en el cacharro de bells no creo que las alcanzara jajaja las quiero chicas je con esta historia siempre es para reirse limpio jajaj la adoro mis chicas nos leemos despues

..//((^aLexcullen^))//::.. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Me ha encantado este capitulo, como en todos me he reido mucho. Pobre Edward. Ya tengo ganas de leer el proximo capitulo, sois geniales.

Diana dijo...

pobre de edward.
una Bella a la que le gustaron las compras al final?

juliana gomez dijo...

esta historia me encanta, es tan linda lastima que se haya quedado en ese capi tan bueno jajaja

FIRMAS!

Firmemos todos para que S.M. escriba Sol de Medianoche:D
Pincha AQUÍ para firmar.